TOLUCA, Edomex., 17 de noviembre de 2013.- La neurosis, al considerarse una enfermedad emocional que puede incapacitar o impedir al hombre que sus relaciones personales, familiares y sociales sean armónicas y sanas, necesita ineludiblemente atención y tratamiento, señaló una integrante del grupo de Neuróticos Anónimos (NA) “Bienestar Común” de Toluca.
En ese sentido, invitó a la población en general a asistir este 23 del mes en curso, a las 10:30 horas, a la “Junta de Información sobre Neurosis”, así como al XIV aniversario de esa agrupación, el cual se llevará a cabo en el auditorio de la Facultad de Antropología de la UAEM, cuya entrada será gratuita, aunado a que contará con la participación de más de una veintena de militantes.
La integrante de ese grupo NA en la ciudad destacó que algunos síntomas de la neurosis son: miedo, angustia, insomnio, depresión y estrés que, en caso de no ser controlados, perjudican la estabilidad emocional del paciente, así como de las personas que están a su alrededor.
Comentó que un detonante para llegar a ese estado emocional es la violencia intrafamiliar o algún otro tipo de maltrato, aunado a los problemas cotidianos.
Mencionó que la asistencia a grupos de NA ayuda a salir adelante a muchas personas que padecen dicho conflicto emocional, pues en ese lugar cada uno de los miembros expone sus vivencias y principalmente sus experiencias superadas.
Lo anterior pues, se conoce como “terapia de reflejo” debido a que permite que los nuevos compañeros se identifiquen, expongan sus problemas y lleguen a una catarsis.
El grupo “Bienestar Común”, ubicado sobre la calle Laguna de Tlachaloya, No. 620-1, casi esquina con García Barragán, primera sección de la colonia El Seminario, brinda atención y servicio los 365 días del año, en horarios específicos.
Para ingresar se requiere voluntad para superar la neurosis, puesto que se trata de una agrupación incluyente en donde no importa la edad, sexo, condición social y escolaridad, no se cobran cuotas, debido a que la contribución es voluntaria para el pago del salón, luz y teléfono, afirmó.
Niños y jóvenes de ocho a 16 años son atendidos en el grupo “Neuro a-Teen”, que lleva tres años de haberse conformado.