METEPEC, Edomex, 25 de Diciembre 2013.- Pese a los operativos  por parte de las autoridades para el decomiso de fuegos pirotécnicos en diversos municipios, el uso de explosivos y cohetes fue notorio en las calles durante la nochebuena.

Los cuales, además de exponer a la gente a  accidentes y quemaduras, dejaron una gran contaminación en las calles por la cantidad de basura que estos producen así como un intenso humo en el ambiente.

Se apreció que en su mayoría fueron menores de edad los que con el consentimiento de sus padres y sin su supervisión, se divirtieron gran parte de  la noche tronado cuetes  conocidos como; las cebollitas, cuetes blancos, R-15, palomas, chifladores, entre otros.

Preguntando a los infantes dónde los habían comprado, comentaban con naturalidad que casi en cualquier calle existía un punto de venta, lo que hace parecer nulo el esfuerzo de la autoridad por salvaguardar la  integridad de la población.