MÉXICO, D.F., 23 de diciembre de 2013.- Los actuales niveles de pobreza por ingresos en el país son similares a los de hace dos décadas, ya que 53.1 por ciento de la población estaba en situación de pobreza patrimonial en 1992, mientras en 2012, 52.3 por ciento lo está, según reporta el programa sectorial de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) 2013-2018.

Agrega que en los periodos de crisis ha aumentado la población en pobreza, y en esto incidieron los incrementos en el precio de alimentos. Advierte que para reducir la desigualdad es necesario crear empleos e incrementar los salarios reales, señala La Jornada.

El documento, publicado hace unos días en el Diario Oficial, hace un diagnóstico sobre la situación en que se encuentra el país en política social y señala que en el incremento de la pobreza un factor de largo plazo ha sido el lento crecimiento de la economía mexicana.