TECÁMAC, Edomex., 18 de noviembre de 2013.- Una organización civil apoyada por el Partido Acción Nacional (PAN) se dedica a invadir casas en la unidad habitacional Valle de San Pedro, del grupo URBI, y las revende en 40 mil pesos a familias que no tienen techo.

Sin embargo, esta reventa es ilegal porque todas las casas tienen dueños y las están pagando a crédito a través del Infonavit o de alguna sucursal bancaria.

Carlos Méndez López, una de los afectados, informó que se necesita la intervención de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) para que se investigue a los líderes de la agrupación Unión y Fomento al Patrimonio que representan los señores Carlos Solana y Javier Baeza.

Las invasiones iniciaron hace cuatro meses, cuando se dieron cuenta de las chapas de las puertas estaban rotas y en su interior ya había familias ajenas a la unidad habitacional.

Los propietarios de estas casas de interés social pidieron el apoyo de la policía municipal de Tecámac y del ayuntamiento, para que no invadan otras habitaciones que aún están vacías porque sus auténtico dueños no pueden cambiarse por falta de recursos para la mudanza, por la escuela de sus hijos o porque están lejos de su centro laboral.

Sin embargo, la policía rechazó la ayuda porque aseguran que la unidad habitacional no ha sido entregada al gobierno municipal para que se les pueda otorgar servicios, entre ellos el de la seguridad pública.
Los invasores llegan con personas que se dedican a intimidar a las familias que se resisten a que las casas vacías sean ocupadas.