CHIMALHUACÁN, Edomex., 13 de diciembre de 2013.- El Comité Estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), mantiene un juego sucio al pretender imponer a los nuevos delegados, denunciaron líderes de organizaciones del proyecto “Nuevo Chimalhuacán”.
La presidenta local del PRI, Paola Barrera Mazón, denunció que a diferencia de los otros 123 municipios que recibieron la convocatoria en el mes de agosto pasado, Chimalhuacán la recibió vía telefónica el 11 de noviembre a las 20:00 horas, misma que contempla la elección de consejeros los días festivos como la noche buena.
Acompañada de autoridades del partido, entre ellas la presidenta de la Comisión de Asuntos Internos, Yesenia Vargas Peña, la presidenta local calificó a la convocatoria como amañada, sesgada y discriminatoria para el municipio, pues anula la función de los procesos internos partidistas, además impone representantes que no viven en Chimalhuacán, no conocen la
localidad ni sus necesidades, gente externa de las 99 organizaciones sociales que integran el proyecto del Nuevo Chimalhuacán.
Berrera Mazón enfatizó en las contradicciones que incurre la convocatoria, donde estipula que: “Uno, los cargos políticos son órganos de integración democrática y no como elección manipuladora con la imposición de los consejeros en cada sector.
Dos, el Comité Directivo Municipal es el responsable de elegir y evaluar la
designación de los delegados, misma que queda anulada más adelante por la facultad otorgada al Comité Directivo Estatal; y tres por no respetar la ratificación del Consejo de Honor y Justicia presidido por Yesenia Vargas Peña”.
Por su parte, el Secretario Técnico del Comité Directivo Municipal, Saúl Torres Bautista, recordó que el día 12 de diciembre, el delegado distrital estatal, Héctor Becerril Lira, acompañado de 20 personas, intentó tomar las instalaciones del PRI municipal y notificó la convocatoria del 11 del mismo, la cual pretende dividir las fracciones municipales en 11 zonas
y quitar la jerarquía del PRI local en la estructura interna.
Así mismo, la presidenta del PRI municipal dijo que no permitirán un atropello más por parte de su similar estatal, y aclaró que no consentirán que se ignore al Comité Municipal; además de precisar que lo que busca su dirigencia es el respeto a los derechos partidistas, atendiendo a la voluntad de las 99 organizaciones sociales que desde el año 2000, han trabajado coordinadamente por el progreso del municipio a través del proyecto del Nuevo Chimalhuacán.
Agregó que no están cerrados a la competencia externa para elegir a los delegados, pero sí de que el Estado imponga personal externo que bloque la transformación y desarrollo del municipio, por lo que enviarán un documento con las inconformidades al Comité Ejecutivo Nacional y Estatal para su valoración, además de iniciar una campaña de denuncia en redes sociales.