TOLUCA; Edomex., 20 de noviembre de 2013.- Integrantes de la comunidad lésbico, gay, transexual y transgenero, hicieron un llamado a las autoridades de la ciudad, para que “de una vez por todas” tomen la decisión de implementar una zona de tolerancia donde dependencias estatales y municipales sanitarias y de seguridad, supervisen la operación de los prestadores de sexo-servicios, así como de bares y centros de entretenimiento.

Israfil Filos, dirigente de la asociación civil a grupos vulnerables, explicó que aunque en estos momentos la figura jurídica de prestación de sexo-servicio está prohibida en la capital del Estado de México, en la década de los setentas e incluso ochentas estaba contemplada en la normatividad de la ciudad, lo que permitía que dicha actividad se prestara con algunas garantías de supervisión

“Es un tema que hemos abordado con  cada una de los presidentes municipales, así como con las dos últimas alcaldesas, pero no han querido tomar la decisión, suponemos que es por  la situación política del que dirán”, comentó.

El activista en pro de los derechos de la comunidad lésbico, gay y transexual en el valle de Toluca, considero que toda autoridad local o estatal que se diga democrática, moderna  y de avanzada, no puede cerrar los ojos a una realidad como es la demanda que hay a este tipo de servicios sexuales.

En este sentido consideró que tanto para los usuarios como para los prestadores y prestadoras del servicio, siempre será mejor tener la supervisión y regulación de las autoridades.