OTUMBA, Edomex., 31 de diciembre de 2013.- Para muchos mexiquenses la cena de fin de año, no estará rodeado de lujos debido a los altos costos de los alimentos y bebidas, por ello han decidido no festejar la llegada del  2014.

Ya que para  cocinar tres kilos de los tradicionales romeritos las familias tendrán que gastar un promedio de 300 pesos y para poder cenar un pavo tendrán que desembolsar unos   500 pesos y una pierna al horno 600 pesos.

Además  para poder probar un ponche los mexiquenses tendrán que pagar cerca de 200 pesos, ante ello las familias mexiquenses prefirieron comprar alimentos menos caros para festejar la llegada del año nuevo.

Por lo que en algunos casos cambiaron un pavo por un pollo adobado y a los romeritos les fueron sustituidos algunos ingredientes.

Para María de Lourdes Hernández de Otumba, mencionó que a su familia le gustan los romeritos, pero para cumplir con la tradición prefirió mejor hacer menos y poner disminuir la cantidad de los  ingredientes para que pudieran comer.

“Esperamos siempre en esta época una comida especial, pero al no contar con dinero suficiente, preferimos no hacer mucho y comer aunque sea un poco”.

Para José Eduardo Cortés, abuelo de 10 nietos, comentó con pesar que ya el dinero no alcanza como antes, ya que en esta época tiene que pedir a su familia que cooperen para poder tener una buena cena.

“A mí me gusta tener a mi familia reunida, pero al no tener dinero suficiente todos tienen que ayudar, ya que una sola persona no puede pagar todo lo que se tiene que comprar, ahora son otros tiempos antes yo lo hacía, hoy son otros tiempos”, comentó.