CHALCO, Edomex, 01 de diciembre de 2013.- El tema de inseguridad sigue latente para los habitantes de San Martín Cuautlalpan, tras los acontecimientos de noviembre pasado en que la gente enardecida quemó dos patrullas de la policía municipal.
Este domingo la gente realiza sus actividades de siempre; el día sábado un grupo de jóvenes se manifestaron por el fallecimiento violento de uno de sus cohabitantes en edad adolescente en noviembre.
La gente como todos los domingos acude a la iglesia para oír misa, por el centro la las personas caminan sin olvidar que la inseguridad acecha a pesar de la exigencia con las autoridades en la materia.
Un vecino del Fraccionamiento San Martín aseguró que la entrada de patrullas a la unidad habitacional ha disminuido en comparación de cuando sucedió la quema de patrullas.
Otro habitante de Pueblo viejo comunidad que pertenece a San Martín confirmó que de igual manera la policía disminuyó el número de  rondines y expresó que lo que sucede es normal, cuando la gente se enoja y exige se le atiende después todo vuelve a ser como sí nada hubiera pasado.
Al filo de las dos de la tarde tres unidades de la policía estatal entraban al pueblo de San Martín, no obstante la gente asegura que la presencia policiaca va de mayor a menor y eso les preocupa.