NEZAHUALCÓYOTL, Edomex., 6 de diciembre del 2013.- El gobierno del Estado de México es el directamente responsable de la zona en donde el fraccionador José Luis Solís Berber, se ha sentado con más de mil familias en el predio identificado como las casitas, en donde han permitido la introducción de camiones particulares cargados de cascajo acumulando taludes de más de 17 metros de altura.
El presidente municipal Juan Zepeda Hernández, explicó que su administración está impedida para ejercer acciones de gobierno en esta zona, por tratarse de un espacio bajo

El predio las casitas en donde los taludes de cascajo se han elevado hasta 17 metros, «es una reserva territorial hasta donde nosotros tenemos entendido del gobierno del estado, pero por supuesto que es un tema preocupante, por lo que se está generando ahí», afirmo.
Advirtió que: «Ahí se está acumulando una cantidad tal de desechos que hoy están ocasionado un sobre peso, entonces ahí va a haber un reacomodo», dijo, agrego que  ahí puede haber una fractura en el río de la compañía, la vías, el distribuidor vial, la parte del circuito exterior Mexiquense también se pudiera ver dañado, «por eso debe ser una prioridad que separe ese asunto de depositar desechos, sobre todo de construcción en esta zona».

En el colapso del río de la Compañía todos se echan la bolita y nadie asume sus responsabilidades, pero fue la ciudadanía la que sufrió las afectaciones, cuando aguas negras del afluente alcanzaron niveles de hasta 30 centímetros en calles y avenidas de la zona Oriente.
El gobierno de Chimalhuacán fue el primero en alzar la mano y con documentos demostrar que desde hace dos años ha venido informado a la Comisión Nacional de Agua (CONAGUA) y a la Comisión de Aguas del Estado de México (CAEM) el problema.
Señaló que  el 25 de julio se realizó un recorrido con personal de la CONAGUA Y al CAEM, en donde evaluaron la problemática, de donde se derivaron dos peticiones al gobierno del Estado de México y a la CONAGUA para que se previniera el problema.
Ante el colapso que la madrugada del jueves se dio en el río de la compañía, la CONAGUA emitió un comunicado señalando que: «El deslave fue provocado por descargas ilegales continuas de basura y cascajo en el área de Netzahualcóyotl».

Por su parte el vocal ejecutivo de la CAEM José Manuel Camacho Salomón, en conferencia de prensa la tarde del jueves en la zona afectada, dijo: «no dejo de subrayar que al seguir  depositando, tanto la basura, como lo es el cascajo si nos afecta como gobierno del Estado de México y  reiteramos que las autoridades municipales tanto de Neza como de Chimalhuacán tienen que poner un pie, tienen que poner el dedo en ese renglón para que eviten en lo futuro seguir tolerando esto».

Y lanzó una acusación directa hacia el gobierno municipal de Nezahualcóyotl, «Ahí está involucrado directamente la autoridad municipal, porque ahí ha permitido que se siga tirando el cascajo y es repetitivo, se les ha reiterado que no lo hagan, sin embargo eso, si ustedes observan ya lleva una columna o una altura bastante considerable y si  nos afecta si lo cerramos hacia mis espaldas, esa columna o el talud que se está manifestando tiene que afectar directamente, tiene que empujar directamente hacia el cauce», expresó.

Las autoridades municipales han advertido a tiempo a las instancias federales y estatales, sin embargo no han actuado a tiempo y como siempre los primeros en pagar son los miles de ciudadanos que esta mañana se tuvieron que mojar los pies con aguas negras, pestilentes de los municipios de la zona Oriente que conduce el río de la Compañía.