TULTITLÁN, Edomex., 2 de diciembre de 2013.- La alcaldesa de Tultitlán, Sandra Méndez Hernández, aseguró que el cierre del tiradero de la Sierra de Guadalape, que operó durante 30 años, es de gran impacto para el ambiente del valle de México.
Méndez Hernández rindió su primer informe de gobierno ante habitantes de Tultitlán y en presencia del gobernador Eruviel Ávila Villegas.
La munícipe aseguró que en su primer año de gobierno desarrolló tres ejes rectores: educación, cultura y deporte, además de que cumplió 60 por ciento de sus compromisos adquiridos durante su campaña.
Ávila Villegas dijo que de hoy al miércoles los alcaldes mexiquenses rendirán sus informes de labores.
Dijo que en Tultitlán se creará la primer escuela de clavados del estado México y un hospital oncológico a un costado de la vía López Portillo.