TOLUCA, Edomex., 13 de  noviembre de 2013.- ¿Puedes volar?”, preguntan integrantes de bandas delictivas a migrantes que rechazan pagar por viajar en el tren, quienes son arrojados cuando La Bestia está en movimiento.

“Desde que uno llega a las vías del tren le empiezan a caer todos y decirle que ‘mira, si no pagas las cuotas te vamos a tirar del tren’ y no sé qué, y sí tiran a la gente, la avientan”, relata “Pancracio”, de Honduras.

“Pancracio” y “María Guadalupe”, también hondureña, llegaron hasta Nogales, Sonora, en la frontera con Estados Unidos. Ahí decidieron regresar a su país, igualmente en el tren, debido a que sus familiares en la Unión Americana dejaron de apoyarlos económicamente.

El hombre dice que tienen que pagar 100 dólares por viajar cierta distancia en el tren.

Explica: “Primero en un lugar que se llama Palenque, ahí tienes que pagar una cuota, en Coatzacoalcos se paga otra vez, de ahí vuelven a cobrar en Tierra Blanca y la última vez en Orizaba. Y supuestamente en Huehuetoca (estado de México) están los Maras y hay que pagar”.

NOS ARROJAN DEL TREN, DICEN

Los centroamericanos que no tienen dinero o se niegan a pagar son arrojados del ferrocarril en movimiento. Cinco o seis son lanzados, para que el resto se dé cuenta que no se trata de un juego.

“Unos que dicen ‘¿por qué me vas a tirar del tren, si el tren no pueden cobrarlo?’ y los tiran del tren. Hemos visto como los tiran, les dicen ‘¿puedes volar?’, y los tiran”, afirma la mujer.

Aseguran que los maquinistas están coludidos con los delincuentes, pues les permiten operar sin ningún problema, al igual que algunas autoridades mexicanas.

“Quieren obligarlo a uno a dar el teléfono de familiares en EU para que pague uno 100 dólares, y si no lo encueran  y le quitan todo lo que trae”, expresan.