TEXCOCO, Edomex., 9 de diciembre de 2013.- La disposición final de desechos de municipios de la zona Oriente se ha convertido en un problema  para municipios como  Nezahualcóyotl, Los Reyes La Paz, Texcoco y el mismo Distrito Federal; que ha puesto los ojos en las minas de localidades de la zona para instalar rellenos sanitarios o plantas procesadoras de desechos con capacidad para procesar por lo menos cinco mil toneladas diarias de basura.

Con el cierre de los tiraderos Neza I y Neza II, sólo le quedó a este municipio el tiradero Neza III, el cual comenzó a operar como sitio de transferencia de basura en noviembre del 2010,  luego de que el gobierno del Estado de México a través de la Secretaría de Medio Ambiente se comprometiera a trasladar la basura a la mina El Milagro en Ixtapaluca.

Sin embargo esto no se cumplió en su totalidad, aumentando  la cantidad de desechos, que desde febrero del 2013 el presidente municipal entrante de Nezahualcóyotl realizó un convenio con el Secretario del Medio Ambiente Juvenal Roa, para la remoción de la basura acumulada en el lugar.

También solicitó 33 hectáreas del bordo de Xochiaca para establecer una nueva planta procesadora de basura, ya que la que había dejado el alcalde  Héctor Bautista fue desmantelada por trabajadores del gobierno de Edgar Navarro Sánchez, por lo que nunca la pudieron operar y se echó a perder.

Juan Zepeda Hernández solicitó la dotación de 30 hectáreas en donde se instalaría una planta procesadora de basura, una zona de composteo, otra área para vivero, un área de investigación y espacios para educación ambiental, en donde se enseñe a la población la forma de reciclar, producir menos basura y aprovechar al máximo sin producir basura.

A casi un año no se han removido las miles de toneladas acumuladas en el tiradero Neza III, y se siguen llevando un promedio de dos mil toneladas diarias.
Para los pepenadores del Tiradero Neza III, sus vecinos del predio «Las Casitas» son un problema, ya que las agresiones son constantes, además de que «los paracaidistas invaden la zona del tiradero lo que ha derivado en confrontaciones constantes, en donde en el mes de octubre resultó baleado el subdirector de Servicios Pública Municipales Francisco Mora Nieto.
«Ya una vez anterior los pepenadores lo tuvieron que rescatar, porque la gente de la casitas anda armada y disparan por cualquier motivo», dijo Armando Ayala, líder de un grupo de recolectores en la zona.

De lograr el saneamiento del tiradero Neza III y que el municipio de Nezahualcóyotl establezca en 30 hectáreas lo que sería un centro de atención ambiental, este tendría una vida útil de 20 años, con posibilidades a rehabilitarlo, ya que la meta es reducir al 30 por ciento los desechos que serían llevados a otros sitios de confinamiento.
Las minas, en la mira para recibir desechos.
La mina El Milagro en Ixtapaluca se ha convertido en el sitio de disposición final más utilizado ella zona Oriente, recibiendo desechos de Nezahualcóyotl, Los Reyes La Paz, Texcoco y el mismo Distrito Federal además de la basura que produce Ixtapaluca.

La Cañada es otro sitio en Ixtapaluca para la disposición final de desechos, que también está ubicado en un socavón de mina, en el cual es menor la cantidad de basura, aunque no se sabe si es un relleno sanitario en forma.
En el municipio de San Vicente Chicoloapan , opera la planta procesadora El Contador, pero en el año 2003, se estableció un supuesto relleno sanitario en la mina identificada como La Peña del Gato, se habló de que sería un lugar controlado, sin embargo por denunciar de los mismos ejidatarios, no existe el control para el confinamiento de desechos, además aseguran que son tirados desechos tóxico y hospitalarios.

Texcoco es otro municipio en donde los socavones de mina representan una «tentación para depositar basura», pero los lugareños no lo han permitido, «todos producimos basura, pero nadie quiere estar cerca de donde se tira, muchos menos quieren recibir los desechos de otros», opinaba el entonces diputado local Constanzo de la Vega Membrillo, quien considera que es mejor que cada municipio se quede con su basura.

Sin embargo en el año 2010, cuando Amado Acosta García gobernaba Texcoco bajo las siglas del PRI, se permitió que minas de San Miguel Tlaixpan, Tlamincas y la mina El Diamante, fueran rellenadas con lodo de estadios y de algunas de las excavaciones de la línea 12 del metro, pero que al paso por las comunidades dejaban un mal olor, lo que alertó a los vecinos que comenzaron las luchar para exigir que no se tiraran lodos Tóxicos en Texcoco.

En la comunidad de San Luis Huexotla se estableció un retén para impedir el paso a camiones cargados de lodo, haciéndolos tirar su carga en la carretera para impedir que llegaran a los pueblos, sin embargo minas de Tlamincas y San Miguel Tlaixpan ya habían sido rellenadas con miles de toneladas de desechos.

Advierte Chapingo riesgo de contaminación a mantos freáticos

Ante ello, investigadores de la Universidad Autónoma de Chapingo (UACH) alzaron la voz, señalando que era un error rellenar los mantos con lodos contaminados, ya que el destino de las minas debería de ser la reforestación y establecimiento como zona de recreo y turismo.

«EL relleno de las minas pone en riesgo el acuífero de Texcoco, el más importantes del Valle de México, ya que estas áreas son de alta filtración, al rellenarlas con lodos contaminados las aguas van a escurrir y se van a infiltrar al subsuelo y llegarán al manto freático», expresó la investigadora María del Rocío Romero Lima.

El departamento de uso de suelos de Chapingo realizó un análisis de los residuos que estaban ingresando, encontrando en un sólo muestreo altas concentraciones de plomo y cadmio, con riesgos para la salud, pero aún más de contaminación para los mantos acuíferos.

En septiembre del 2012, se logró parar el relleno de minas en Texcoco, sin embargo los lugareños están temerosos, ya que empresas han insistido en la comunidad de Tlamincas, San Miguel Tlaixpan y San Luis Huexotla en la instalación de llantas procesadoras de desechos en donde les asegura les pagarán bien por sus tierras y les darían oportunidades de trabajo para los hijos de ejidatarios, otras minas pertenecen a particulares, en donde se dice que hay pláticas, pero los vecinos aseguran que: no permitirá  que les lleven la basura cerca de sus casas».

En la mira las minas de Tepetlaoxtoc

La zona de minas de Tepetlaoxtoc han representado una opción para la instalación de rellenos sanitarios desde el año 2000, sin embargo  en el mes de septiembre, Mario Vázquez Raña, tuvo pláticas con la familia Samperio, dueños del Rancho La Flor y de socavones de minas a la entrada de Tepetlaoxtoc.
«Fue llevado en helicóptero para que conociera la mina el milagro en Ixtapaluca, para demostrarles que no pasa nada si hacen lo mismo aquí», señaló María Victoria Esther Rivas, hija de un ex presidente municipal y opositora a la instalación del tiradero en Tepetlaoxtoc.

El 29 de Septiembre se pretendía llevar a ciudadanos de Tepetlaoxtoc en autobuses para que conocieran La mina El Milagro, aunque los autobuses llegaron, la gente se concentró frente a la presidencia municipal para exigir al alcalde que no permitirá que se instalara un relleno sanitario en el único municipio libre de desechos de la región de Texcoco.
Salomé Donato Sánchez González, presidente municipal de Tepetlaoxtoc, ha reiterado su compromiso de rechazo a un tiradero de basura en la localidad, aunque también tiene el problema para la disposición final de desechos en su municipio.
«Estamos viendo la manera de solucionarlo y si ha de haber un tiradero en Tepetlaoxtoc, será sólo para la comunidad, no vamos a recibir basura de otros municipios», asegura el alcalde.

Recolectores de basura particulares llegan a municipios de la zona oriente.

Alcaldes de la región de Texcoco han buscado una solución a la recolección de basura en sus localidades permitiendo la entrada de recolectores de desechos particulares, quienes llevan los desechos al tiradero de Tecamac, aunque ha habido quejas de robo e inseguridad de los cuales responsabilizan a los «fuereños», como los llaman.

En los Reyes la Pa y San Sebastián, existe bomba de tiempo.

El tiradero de San Sebastián, sigue representando un problema para los vecinos, quienes están siendo afectados por los jugos de la basura que llega a sus casas y corren por las calles.
Pero además han denunciado quemas controladas del sitio de confinamiento, en donde pese a la clausura, camionetas y carretoneros siguen depositando desechos.
El presidente municipal Juan José Medina Cabrera, tiene el proyecto de instalar un centro de transferencia en la colonia  Hank González, lo que están rechazando los vecinos, quienes el pasado mes de noviembre se manifestaron cerrando la carretera federal México-Texcoco a la altura del kilómetro 25, lo que terminó en una represión por parte de la fuerza pública.

Este apoyo del estado reafirmó el proyecto del alcalde para establecer el centro de transferencia.
La diputada federal Cristina González, aseguró que la planta de transferencia se debe de construir ya que fueron asignados cuatro millones de pesos para esta espacio que daría un respiro al problema de la basura en Los Reyes La Paz.

La basura, es parte de los efectos del consumismo es producida por todos, cada vez hay menos sitios para la disposición final, todos la producimos pero nadie queremos tenerla cerca.