TOLUCA, Edomex., 22 de noviembre de 2013.-  La bancada del PAN propuso tipificar el acoso sexual, a través de internet o «sexting», y sancionarlo con penas de uno a cuatro años de prisión y con multas de 100 a 300 días de salario y, si la conducta se comete en contra de un menor o de una persona incapaz de comprender o resistir el hecho, se incrementaría en un tercio.
El líder del grupo parlamentario del PAN en la Legislatura local, Ulises Ramírez advirtió que las nuevas tecnologías permiten acercar a las personas, pero también exponen a chantajes y extorsión a quienes las utilizan, incluso por parte del crimen organizado.
Adicionalmente, manifestó que uno de cada cinco cibernautas tiene contacto con un pedófilo, pues consideran segura la información de internet, sin tomar en cuenta los riesgos de dar información, ni de mostrar imágenes de personas semidesnudas, desnudas, sosteniendo relaciones sexuales o en poses eróticas, aun cuando puede ser difundido fácil y ampliamente.
Por lo anterior, advirtió la necesidad de tipificar como delito de acoso sexual, la conducta consistente en actos con fines «ofensivos, difamatorios, eróticos o sexuales por parte de quien grabe, reproduzca, publique, ofrezca, publicite, almacene, distribuya, difunda, exponga, envíe, transmita, importe o exporte -de cualquier forma- imágenes, texto, sonidos o la voz de una persona, sea en forma directa, informática, audiovisual, virtual o por cualquier otro medio, desnudos semidesnudos, reales o simulados».
También planteó que se debe perseguir y castigar penalmente a quien, con fines de lujuria, asedie reiteradamente a cualquier persona, sin su consentimiento, en instalaciones o vehículos destinados al transporte público de pasajero y castigarse con las mismas penalidades.
Ulises Ramírez indicó que de acuerdo con la Alianza por la Seguridad en Internet, en México, ocho por ciento de los estudiantes de secundarias enviaron imágenes propias, con desnudos o semidesnudos, a conocidos o extraños a través de un celular o una computadora, mientras la empresa mexicana «Mattica» ubica a nuestro país en primer lugar de envíos de «sexting» en América Latina.
Ante esa realidad, advirtió que es necesario actualizar la ley y castigar a quienes acosen a personas, pero también a quienes difundan imágenes de alguna de ellas, sin su consentimiento y con el fin de causarle algún daño.