José Saturnino Cardozo apareció en cuclillas en su área técnica, visiblemente molesto mientras observaba el accionar de su equipo. Y el técnico de Toluca tenía razones para pasarla mal en la cancha del Azteca, ya que sus dirigidos habían sido alcanzados en el marcador por el equipo B de América, que con todo y la ausencia de sus seleccionados y la inexperiencia de sus juveniles logró igualar 1-1 ante los diablos en un partido en el que con muy poco los visitantes se estaban llevando los tres puntos.

Fue América el equipo que más tiempo tuvo y mejor manejó la pelota, aunque la ofensiva, sin Raúl Jiménez convocado al Tri y Luis Gabriel Rey en las tribunas para no exponerlo tras salir de su lesión, lució debilitada y no tuvo la contundencia de otras tardes para coronar el accionar del resto del plantel.

A pesar de que habían sido dominadores, a los diablos les bastó generar peligro a partir del tiempo de compensación del primer tiempo para adelantarse en el marcador. Primero fue Pablo Velázquez quien probó a Hugo González, guardameta que con un gran lance evitó el festejo del paraguayo.

Pero segundos después, en el cobro de un tiro de esquina, Paulo da Silva mandó la pelota las redes al ganar por arribar y mandar un seco frentazo.

Para el segundo tiempo, sólo en el inicio del complemento, Toluca volvió a causar peligro en una acción en la que Isaac Brizuela quedó solo ante el portero y terminó desperdiciando la oportunidad con un disparo a la base del poste.

De ahí en adelante fue América quien poco a poco fue ganando metros y generando acciones que terminaban con disparos a la portería que no llevaban mucho peligro. Sólo un disparo de Gil Burón, quien había sido habilitado por Osvaldo Martínez había comenzado a poner nervioso a Cardozo.