TOLUCA, Edomex; 30 noviembre 2013.- “Son personas que hacen un gran esfuerzo, aquí en la calle duermen, aquí comen, mientras los doctores atienden a sus familiares, entonces les ofrecemos un tamal y atole”, comenta el estudiante  Raymundo Granados.
Junto con una decena de sus compañeros de la licenciatura en Comercio Internacional de la Universidad Milenium, y con 300 tamales y más de 40 litros de atole, “bajo el brazo”.
Los estudiantes están apostados  a las afueras de los accesos al hospital Nicolás San Juan y Adolfo López Mateos del sector salud  estatal, ubicados al norte del municipio.
Ahí, están regalando lo que realizaron horas antes en sus respectivos hogares: tamales de dulce, mole rojo y verde, así como atole de arroz.
Apoyo que no es bien visto por los vendedores de la zona pues les quitan los clientes que para los universitarios solo son familiares de personas enfermas.
La idea de solidarizarse y aportar un granito de arena, surgió en clase, cuando uno de sus profesores los conminó a realizar algo podrá quemas personas de escasos recursos que llegan a la capital del Estado de México para acudir a los hospitales de segundo  nivel, ya que en sus comunidades no se les brinda el servicio.