LOS REYES LA PAZ, Edomex., 2 de diciembre del 2013.- “En México la pérdida de años de vida saludable a consecuencia de la violencia familiar ocupa el tercer lugar, después de la diabetes y la hipertensión”, estableció la coordinadora auxiliar de Trabajo Social, María Sonia Estudillo Aburto, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Estudillo Aburto señaló que para atender este tipo de pérdidas en la salud, en el IMSS México Oriente se aborda la prevención de la violencia dentro de la estrategia educativa JUVENIMSS, en donde se trata el tema específico Prevención de Violencia en el Noviazgo, ya que la adolescencia es una etapa de vulnerabilidad, en donde se pueden dar situaciones de maltrato, insultos, humillaciones, intimidación y golpes.

Explicó que con el propósito de reducir la violencia intrafamiliar, en particular hacia la mujer, en el IMSS Oriente se llevan a cabo dinámicas, talleres y conferencias para concientizar a jóvenes y adultos sobre las consecuencias del maltrato físico y verbal, causando lesiones de por vida y hasta la muerte.

Lamentó que las personas que sufren violencia intrafamiliar en lo físico, no reconocen o no quieren declarar abiertamente que son objeto de golpes, “normalmente informan al médico familiar, al psicólogo o las trabajadoras sociales, que los hematomas en la cara, brazos, piernas o cuerpo, fueron originados por accidentes como caídas, (golpes con) puertas, ventanas, escaleras, entre otros instrumentos”.