TOLUCA, Edomex., 18 de febrero de 2019.- «La distribución de combustibles por pipas no será suficiente, lo ideal sería se abrieran los poliductos», así lo señaló Jorge Luis Pedraza Navarrete, presidente de la Asociación de Distribuidores de Gasolina y Lubricantes (Adigal), ya que dijo, esto hace que el sistema de abastecimiento se vuelva muy frágil y ocurran dificultades cuando hay un incremento en la demanda, como lo ocurrido el fin de semana, en el que además el problema se visualizó entre la población.

Enfatizó que el desabasto de gasolina en el Valle de Toluca sigue presente desde principios de año, ya que no se ha normalizado al cien por ciento, sin embargo, al momento no es una situación de alarma, por lo que llamó de nueva cuenta a la población a no realizar compras de pánico y enfatizó que en las gasolineras no habrá venta en bidones.

Asimismo, indicó que las estaciones se encuentran en servicio en un aproximado de 24 horas por 24 cerradas, situación que continúa dejando pérdidas el gremio, las cuales al momento suman mil 150 millones de pesos.

“Estamos a un tercio, no se acaba el desabasto ya que los establecimientos no logran tener los tres productos, ahorita el Valle tiene premium, no hay magna y una que otra tiene diésel”, expresó.