ACOLMAN, EDOMEX, 30 DE OCTUBRE DE 2016.- El ex convento de Acolman colocó su tradicional ofrenda de Días de Muertos, que está dedicada al pintor originario de Otumba, Gonzalo Carrasco Espinosa. 

Adornada con flor de cempasúchil, veladoras, incienso, papel picado y fotografía del pintor sacerdote jesuita, nació el 18 de enero de 1859 en Otumba. Estudio en la Escuela Nacional de Bellas Artes. 

En 1884 ingresó en la Compañía de Jesús y combinó sus dotes artísticas con su trabajo religioso. Como un homenaje Centro Regional de Cultura de Otumba, lleva su nombre. 

Esta ofrenda se realiza en un recinto resguardado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), donde se han preparado diversas actividades para los días dedicados a los fieles difuntos.

El ex convento de Acolman, también realizará diferentes actividades el 1 y 2 de noviembre entre las que se encuentran una visita nocturna el próximo, representación de danza y la entrega de calaveritas a los niños que lleguen disfrazados.