BAHÍA DE BANDERAS, Nay., 24 de enero de 2019.- Un sujeto, presuntamente bajo los influjos de alguna droga, tomó como rehenes a un grupo de alumnos de primaria del colegio privado Hispanoamericano, en la localidad de Pontoroque, en el municipio de Bahía de Banderas, Nayarit.

Tras un fuerte operativo en el que participaron policías municipales, estatales, así como efectivos del Ejército Mexicano, Policía Militar y Marina, el sujeto de oficio mecánico fue detenido y los menores puestos en libertad, sanos y salvos.

El hecho se registró alrededor de las 10:45 horas de este jueves, cuando los alumnos de primaria se encontraban en el recreo. Al parecer, tras escalar la barda perimetral de la escuela, el individuo que posteriormente fue identificado como Arnoldo N., de unos 45 años de edad, ingresó al área del comedor de la escuela donde se encontraban alrededor de 22 niños, a quienes tomó como rehenes, incluso amagó con degollar a dos de ellos con un par de cuchillos. Tras el reporte, acudieron al lugar paramédicos, policías y militares, quienes comenzaron a diseñar una estrategia para poder rescatar con vida a los menores, así como a una de las maestras de la institución.

Al tener contacto con el sujeto, éste exigió para poder liberar a los menores, que las autoridades le entregarán 200 litros de gasolina, así como dosis de la droga conocida como crystal y cocaína. Tras disfrazarse como enfermeros, varios policías y militares desarmados lograron ingresar al comedor de la escuela. Por el individuo ya había liberado a los dos menores a los que amagaba con atacar con los cuchillos.

Al paso de los minutos que se convirtieron en horas, poco después de la 13:30 horas el individuo fue sometido por los uniformados disfrazados de socorristas, además lo detuvieron y los menores puestos en libertad. Todos se reportaron en buen estado de salud. Arnoldo N. es originario de Tomatlán, Jalisco, fue trasladado a los separos de la cárcel municipal de Bahía de Banderas, Nayarit, para posteriormente ser presentado ante un juez de control y dar continuidad al proceso en su contra.

Al término del rescate, los menores fueron revisados por paramédicos de Protección Civil y Bomberos de esta ciudad, y entregados a sus padres, quienes al saber de lo sucedido, acudieron de inmediato al sitio que por varios minutos reinó la incertidumbre y el pánico por el temor de que el individuo le hiciera daños a los menores.