CAMP NOU, 16 de abril de 2019.- El FC Barcelona se clasificó de forma brillante para las semifinales de la Champions League tras pasar por encima del Manchester United con un estelar Leo Messi. El crack sacó al Barça del apuro de un mal inicio para dominar a partir del cuarto de hora y vivir con una inusual tranquilidad en el segundo tiempo.

Solskjaer sorprendió a Valverde de inicio al salir con tres delanteros muy móviles, con Lingard, Martial y Rashford, mientras que el corpulento Lukaku se quedó en el banquillo. La consecuencia fue inmediata ya que Rashford se plantó solo delante de Ter Stegen y su intento de vaselina se estrelló contra la parte superior del larguero.

El Barça estaba desconcertado ante un United tan valiente, presionando arriba y llegando con muchos efectivos al área. Un mal control de McTominay evitó otro susto y el equipo debía amoldarse cuanto antes a la arriesgada situación planteada por los ingleses.

Los barcelonistas tiraron de galones para salir del apuro. Primero fue Rakitic quien estuvo a punto de provocar un penalti en una caída ante Fred. El árbitro lo pitó en primera instancia, pero lo invalidó tras consultar el VAR y apreciar que era el croata quien chocaba contra la pierna de su rival.

La inercia del United quedó cortada definitivamente por Leo Messi. El argentino se inventó una de sus jugadas mágicas que quedará para la historia de la Champions. Leo recuperó el zona de tres cuartos, superó con un túnel a Fred y conectó un zurdazo seco imparable. Golazo para poner la eliminatoria muy de cara.

Sin tiempo para la reacción, Messi volvió a ejecutar. La jugada fue nuevamente fulgurante, aunque en esta ocasión tuvo a De Gea de aliado. Caracoleo por el borde del área y disparo blando con la derecha que entra por debajo del cuerpo del portero internacional español.

Los últimos minutos fueron para dosificara fuerzas, que Dembélé cogiera ritmo y Suárez tratara de romper su maleficio europeo con una vaselina. La rúbrica la puso Ter Stegen con un paradón a remate de un ovacionado Alexis Sánchez.