MAXCANÚ, Yuc., 2 de junio de 2020.- El Tren Maya llega en un buen momento; se va a iniciar en este tiempo que debido a la pandemia se requiere activar la economía, la mejor forma de hacerlo es la construcción, señaló el presidente Andrés Manuel López Obrador al dar el banderazo de inicio a las obras del Tramo 3 que va de Calkiní a Izamal.

Durante la ceremonia, López Obrador precisó que de la mano de este Mega Proyecto, se implementará un programa de mejoramiento urbano y de vivienda. “Habrá créditos para mejoramiento, ampliación, construcción de vivienda y también para mejorar los servicios públicos en los municipios por donde pasará”.

De la misma forma como lo hizo durante el inicio de obras del Tramo 4, el titular del Ejecutivo precisó que el compromiso del consorcio ganador es entregar la obra en tiempo y forma, además de respetar el presupuesto establecido en 10 mil 192 millones de pesos, pues no habrá cabida a una ampliación presupuestal.

De acuerdo con la información presentada por Manuel Muñoz Cano, representante del consorcio conformado por Grupo INBI y AZVI, este tercer tramo que recorre 172 kilómetros entre Calkiní, Campeche e Izamal, tendrá, entre otras cosas: más de 380 mil durmientes; más de 7 millones de metros cúbicos de movimiento de tierra; 6 viaductos elevados de tramo ferroviario; 43 pasos vehiculares y 32 pasos peatonales.

“Este es un gran reto y un compromiso que estamos dispuestos a entregar a tiempo; además, vamos a mantener una sinergia con las empresas locales para que dentro de todo lo posible sean constructores locales quienes participen en estos trabajos”.

Lo anterior fue respaldado por el titular del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), Rogelio Jiménez Pons, quién recalcó que desde hace unas semanas han estado trabajando con la CMIC Yucatán para que la coordinación con empresas locales para que sean contratadas.

Durante su intervención, el gobernador Mauricio Vila Dosal coincidió en que este proyecto detonará el desarrollo económico y social del estado luego de los estragos que dejará la emergencia sanitaria por el Covid 19. Además, reiteró que el Tren permitirá conectar rápidamente a Mérida con Izamal, Valladolid, Chichén Itzá y Uxmal, lo que permitirá también detonar el turismo.

“Mérida será sede del Centro de Control de Operaciones, salidas y horarios previstos, fomentando una serie de empleos adicionales; esta integración marcará un antes y un después en el turismo, un escaparate para presumir el vasto legado cultural, arqueológico, cenotes, arquitectura y gastronomía de Yucatán”.

Vila Dosal agradeció a Fonatur por la coordinación y al presidente por tomar en cuenta a Yucatán en este proyecto, pues recordó que en un inicio no estaba considerado para formar parte de él.