Toluca, Edomex., 9 de mayo 2020.- Algunos comerciantes de la Central de Abasto mantienen abiertos sus negocios, pese a que sus productos son no esenciales.

En algunos casos, los sellos puestos hace unos días por autoridades, son tapados con lonas, y mantienen su entrada abierta.

En un recorrido de Quadratín, se pudo constatar que estos negocios operan pasando a la gente al interior del mismo, de manera clandestina.

Esto, además de violentar las normas impuestas por autoridades, pone en riesgo a las personas que llegan a estos lugares que no respetan la sana distancia.