Toluca, Estado de México; 12 de abril de 2020.- Con el propósito de evitar y atender afectaciones a la dignidad humana durante el periodo de aislamiento por la pandemia del nuevo virus COVID-19, la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem), encabezada por Jorge Olvera García, ha iniciado 52 expedientes de queja por actos que podrían resultar de acciones u omisiones de distintas autoridades, principalmente en perjuicio del personal médico y de enfermería, así como de las personas internas en penales y de niñas y mujeres por violencia familiar.

De acuerdo con datos de la Primera Visitaduría General, de los 37 expedientes relacionados con el COVID-19, 17 corresponden a acciones u omisiones de autoridades municipales, cinco a la Secretaría de Seguridad Ciudadana, cuatro a la Fiscalía General de Justicia estatal, tres al Instituto de Salud del Estado de México (ISEM) y dos a la Secretaría de Educación del gobierno mexiquense.

En el caso de los Servicios Educativos Integrados del Estado de México, la Dirección General de Prevención y Reinserción Social, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, el Órgano Superior de Fiscalización, la Comisión de Búsqueda de Personas del Estado de México y la Inspección General de las Instituciones de Seguridad Pública de Estado de México, cada dependencia tiene una queja iniciada.

Asimismo, la Codhem abrió cuatro expedientes por vulneración a los derechos humanos de personal médico y de enfermería; una investigación de oficio contra los directores de los centros de prevención y reinserción social de la entidad, por afectar el derecho a la protección de la salud de personas privadas de libertad (PPL), luego de la publicación de una nota periodística sobre la falta de médicos, medicamentos y políticas de salud en los penales mexiquenses. 

Por la vulneración de los derechos humanos del personal médico y de enfermería, la Codhem inició dos expedientes contra el ISEM, uno porque el Hospital General de Atlacomulco, no se apegó a las buenas prácticas de la administración pública al proporcionar atención sin contar con el equipo sanitario adecuado; y el otro porque en el Centro de Salud San Antonio Buenavista el personal médico no recibió los insumos necesarios para atender a las personas con síntomas de COVID-19.

Asimismo, presuntamente en el Hospital Regional Toluca del ISSEMyM, no se respetaron las medidas de contingencia implementadas para evitar la propagación del virus entre las madres de menores, mujeres embarazadas y personas adultas mayores, a pesar de informar que se habían girado los oficios para atenderlas; mientras que el Instituto Materno-Infantil del Estado de México, afectó el derecho a la seguridad e higiene en el trabajo al no respetar las medidas preventivas, pues de acuerdo con una persona quejosa, a pesar de tener 60 años de edad la hicieron trabajar durante la contingencia, por lo que tuvo que pedir vacaciones adelantadas.

La Primera Visitaduría General de la Codhem también informa que se iniciaron 10 quejas por violencia de género en el ámbito familiar vulnerando los derechos a la igualdad y al trato digno, a la integridad y seguridad personal, al trabajo, a la legalidad y la seguridad jurídica.