TEJUPILCO, Edomex., 18 de enero de 2019.- Automovilistas cargan gasolina después de una larga espera de casi 48 horas pernoctando formados en largas filas ante el creciente desabasto de combustible que sufre esta región y todo el Estado de México.

Después de una prolongada espera en largas filas desde el día miércoles, automovilistas fueron informados por los despachadores de la gasolina que las pipas provenientes del Estado de Hidalgo, arribarían al municipio el día jueves a partir de las seis de la tarde y, posteriormente, fueron notificados el jueves, que las pipas sufrían de un retraso en su llegada, por lo que arribarían hasta este viernes al filo de las diez de la mañana.

Las tres estaciones de despacho que existen en el municipio eran visitadas constantemente por personal de la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de México (CODHEM), así como de personal de la Policía Federal Preventiva (PFP), para evitar incidentes ante una desesperada población.

Las largas filas de automovilistas, motociclistas y hasta de garrafones a pesar de estar prohibida su venta ante la creciente reventa, este viernes empezaron a ser surtidos del combustible ante una ciudadanía ya desesperada y en unos casos hasta molesta con la situación que se ha ido agravando desde el pasado 19 de diciembre, fecha en que el sur del Estado de México empezó a sufrir el desabasto de forma permanente.

A partir de las diez de la mañana de este viernes, arribó la pipa a la estación de gasolina de Tabachines para descargar el combustible y dar paso a la carga de cientos de unidades, motos y autos particulares y de servicio público, para abastecerse del combustible.

No sin antes ser alertados que las pipas solo alcanzarían a abastecer un aproximado de 500 carros por estación de gasolina, ante la llegada de solo 40 mil litros, autorizándose la carga de tanques llenos a los automovilistas y de un garrafón de 20 litros, por lo que se presume que las largas filas continuarán con la finalidad de seguir cargando combustible para poder realizar sus diferentes actividades mientras el abasto no se garantice.