TOLUCA, Edomex., 18 de enero de 2019.- El Poder Judicial del Estado de México (PJEM) aún no define la redistribución de los recursos luego de que enfrentó un recorte de 300 millones de pesos, aunque sigue firme en no tocar los salarios de magistrados y jueces, al mismo tiempo que -advirtió- se adelgazaría la nómina administrativa y se presentará rezago en la puesta en marcha de la justicia laboral.

El presidente del PJEM, Sergio Javier Medina Peñaloza lamentó que su análisis advierte que el recorte de su partida sí impactará en su operatividad y por ello continúan en el acercamiento con los diputados para que se reconsideren algunos planteamientos.

Defendió que por ahora no prevén disminuir los salarios, pero sí valoran realizar una reducción en la plantilla laboral administrativa, para privilegiar la parte jurisdiccional.

Medina Peñaloza recordó que la entidad presenta un déficit de jueces al teners 2.1 por cada cien mil habitantes, cifra por debajo de la media nacional, y que se agravará porque no podrán contratar a personal poniendo en riesgo el área de justicia laboral, que ya debe echarse andar en el estado.