CIUDAD DE MÉXICO, 12 de diciembre del 2016.- Mediante un comunicado, la senadora Ana Gabriela Guevara dio a conocer lo siguiente: Denuncio ante la opinión pública que el día de ayer, domingo 11 de diciembre de 2016 fui agredida por 4 sujetos quienes viajaban a bordo de una camioneta con placas de circulación MMU-84-73 del Estado de México,

Los hechos sucedieron cuando conducía mi motocicleta por  la carretera México-Toluca, de regreso de Valle de Bravo con dirección a la Ciudad de México; y sin motivo alguno el conductor de dicha camioneta me impactó con toda la intención de tirarme y atentar contra mi integridad.

Cuando solicite se detuviera para poder llamar al seguro y pensando se trataba de un accidente, descendieron los cuatro ocupantes y comenzaron a golpearme con lujo de violencia, pronunciando insultos por mi condición de mujer y de motociclista.

Durante varios minutos me agredieron con golpes y puntapiés, principalmente en la cara y costillas; una vez que se detuvieron, abordaron la camioneta y se marcharon y fue el momento que aproveché para continuar circulando por la misma carretera en busca de auxilio.

A la altura del kilómetro 26 encontré la unidad 12898 de la Policía Federal  a quienes solicité ayuda y fui trasladada al Hospital para ser atendida por los golpes que presentaba, siendo diagnosticada con un traumatismo facial que ameritó  un procedimiento quirúrgico que afortunadamente no pone en peligro mi vida.

Veo con mucha preocupación el lamentable el estado de violencia al que estamos sometidas las mujeres y espero que las autoridades den con el paradero de estos 4 sujetos quienes sin más razón que la de ser mujer llegaron a ocasionarme considerables daños físicos; una situación a la que estamos expuestas diariamente y que amerita castigos ejemplares, para evitar que se sigan vulnerando los derechos de las mujeres.

Asimismo, urge una cultura de respeto hacia los motociclistas, puesto que somos objeto de agresiones y en muchos casos llegando a perder vidas por la irresponsabilidad de conductores que actúan al margen de las leyes de tránsito.

Hago un llamado a las autoridades para que se castigue con todo el peso de la ley este tipo de delitos y agresiones, en aras de construir una sociedad más tolerante, justa y respetuosa de los derechos de todos y todas.