TOLUCA, Edoméx.,13 de octubre del 2016.- Sobre el aumento considerable de intentos de linchamiento en la entidad gobernada por Eruviel Ávila Villegas y el incremento insostenible de femenicidios en la entidad, la diputada del PAN, Areli Hernández Martínez, dijo que “desafortunadamente, los ciudadanos ya no creen en sus autoridades, ya no confían en su sistema de justicia, ya no confían en que el Estado pueda proveer seguridad. Se ha vito este fenómeno en el que ellos intentan tomar justicia por su propia mano y eso es algo que nosotros tenemos que combatir”.

“Si bien es cierto que ya se implementó el Mando Único, que es una colaboración entre municipios, estados y Federación, lo que se tiene que hacer es llevar a cabo políticas que realmente sean necesarias desde la municipalidad, que lejos de mandar integrantes de la fuerza pública, se deben aplicar esas políticas desde la célula básica que es el municipio, porque son los encargados directos de atender a la ciudadanía en primer orden”, señaló la legisladora del blanquiazul en entrevista para Quadratín, Estado de México.

Al preguntarle si existen condiciones en los municipios para atender este tipo de demandas y de si están capacitados para resolver el alarmante crecimiento delincuencial, específicamente en los rubros de femenicidios y linchamientos, la diputada argumentó que las alcaldías deben y están obligadas a proporcionar capacitación al personal encargado de este tipo de problemas, porque son ellos los primeros en atender a la ciudadanía. “Como servidores públicos estamos obligados a prepararnos día tras día”, acotó.

Sobre el tema de los femenicidios, dijo que era muy delicado, por lo que se tiene que incentivar desde el municipio acciones que se puedan llevar a cabo y no sólo se quede en los 11 municipios donde está la Alerta de Violencia de Género (AVG), sino que realmente se lleve a cada uno de los lugares que se pueden focalizar esos puntos de atención, en los cuales está subsistiendo los índices de violencia y tomar acciones en concreto, que va más allá de mandar gendarmería, porque con ello no se resuelve de fondo el problema.

Los 11 municipios del estado de México con declaratoria de emergencia son los que ocupan los primeros lugares en femenicidios en el país. Estos son: Ecatepec, Tlalnepantla, Naucalpan, Nezahualcóyotl, Tecámac, Chalco, Valle de Chalco, Cuautitlán Izaclli, Cuautitlán, Chimalhuacán y Toluca.

De manera reciente, el Observatorio Ciudadano Nacional contra el Feminicidio (OCNF) arrojó cifras alarmantes para la sociedad en su conjunto, pero más para las mujeres, quienes no tienen garantía alguna para sobrevivir en la entidad mexiquense: en los últimos 18 meses han asesinado a 550 mujeres, pero sólo el 18 por ciento de esos crímenes se investigan como femenicidios. Los medios de comunicación, como las redes sociales contabilizan hasta el momento 193 casos y el Observatorio aproximadamente 197.

Para la diputada Areli Hernández Martínez, la Alerta de Violencia de Género (AVG) contra las Mujeres en el estado de México tiene resultados pobres a más de un año de haberse emitido (el 28 de julio del 2015) en el que se registran 550 asesinatos y de éstos sólo 18 por ciento son investigados como femenicidios.

Si se pudiera hacer un estudio antropológico social sobre este fenómeno, desde el Congreso mexiquense, que respondiera a los motivos por el cual un ciudadano llega a matar a una mujer, o un grupo de personas toman la justicia por mano propia, la legisladora Hernández Martínez explicó que “tienen que ver muchos aspectos, desde la formación educativa, hasta cultural del que ejecuta. Desafortunadamente, vivimos en un país que nos hace falta fomentar una cultura de prevención, como también nos hace falta analizar estas situaciones con detalle en la Legislatura. Una de las primeras instancias, insisto, que debe atender el tema es el municipio, el cual tiene que analizar cuáles son estas causas y tiene, sin duda, que estudiarlas desde un punto de vista antropológico, para que se puedan conjugar las políticas que se están implementando en el gobierno”.

“De mi parte –continuó- presenté hace uno meses una iniciativa en la cual se pretende crear comisiones edilicias para atender este tipo de problemas específicos de mujeres desde el municipio. Una vez que se tiene ese estudio antropológico se puede generar una política que pueda propiciar acciones direccionadas y disminuir los índices de violencia, pero ante todo se debe prevenir la violencia para no generar más violencia”, concluyó la legisladora panista.