TEJUPILCO, Edomex., 6 de marzo de 2019.-. La falta de compromiso y supervisión de los responsables de las diferentes áreas, han convertido al municipio en uno de los lugares más sucios, y es que los trabajadores del ayuntamiento expresan que la falta de personal y la reducción de su sueldo, a acompañado de la falta de sus gratificaciones, generado un escenario carente de atención a la
ciudadanía.

De forma cotidiana, se aprecia ver esta clase de imágenes en las
diferentes calles y a todas horas. Pese a existir un bando municipal
que sanciona por tirar de basura en la vía pública, hasta el momento no existe persona alguna que haya sido multada como lo especifica el bando municipal por tirar la basura en calle.

A escasos metros de una escuela primaria y de la presidencia
municipal, se puede ver cómo la gente tira su basura a toda hora sin ser sancionada, pese a estar en el lugar policías municipales que sólo se limitan a “cuidar” la entrada al palacio municipal.
La falta de cabalidad en los horarios de los camiones para recoger los residuos sólidos y el enojo de los servidores públicos que trabajan a disgusto, argumentando que el alcalde en turno, Anthony Domínguez Vargas les prometió el incremento en su sueldo, así como respetar y acrecentar su gratificaciones como algo justo por las horas que trabajan de manera extra sin pago, sin embargo, dijeron fueron sólo promesas falsas, catalogando al alcalde morenista de “mentiroso”, debido a que su discurso de reducir los sueldos a los burócratas e incrementárselo a los trabajadores que ganaban menos, fueron discursos huecos que ahora se han convertido en promesas incumplidas.

Ahora la ciudadanía paga su error de haber brindado su confianza
al político, priísta-Morenista, de quien acusaron los empleados del
ayuntamiento traicionó a su partido el PRI, “cuando menos a la
ciudadanía y los trabajadores del ayuntamiento, convirtiendo al
municipio en un cochinero y paraíso de la mentira”, aseveran los empleados.