DONATO GUERRA, Edoméx., 11 de diciembre del 2016.-  Habitantes del municipio piden a la Contraloría del Poder Legislativo del Estado de México y al Órgano Superior de Fiscalización del Estado de México (OSFEM), supervise estas obras que solo sirvieron para gastar dinero en la administración saliente del alcalde Tomas Santiago Félix.

Denunciaron que las obras realizadas en esa administración carecen de calidad, que fueron hechas sin supervisión alguna, convirtiéndolas en espacios peligrosos y obsoletos.

Insistieron que existen en el primer cuadro del municipio calles con árboles o postes  obstruyendo  un carril, así como  obras de pavimentación  que  después de recibir la aplicación del material se presumía  contarían con un camino seguro y rápido, se han convertido en todo lo contrario,  en calles intransitables por contar con una pésima planeación que desafía los límites de  la lógica.

Al realizar un recorrido por esa zona  encontramos  en la comunidad de las Mesas, en el libramiento, dos  árboles de  casi metro y medio de ancho con una altura de aproximadamente de doce  metros que invaden  el carril  derecho después de una curva.

Vecinos del lugar comentaron que  dichos arboles  serian  retirados del lugar, según consta en los planos de la obra, sin embargo esto no se realizó, ante la constante petición de los vecinos  que  temen se den accidentes por estar estos árboles saliendo de una pendiente con cuerva y el lugar  no cuenta con alumbrado público, lo que la hace  más peligrosa.

Continuando el recorrido por  calles del centro, se pueden    observar varias calles con  la misma obstrucción de postes y arboles  invadiendo  uno de los dos carriles con los que cuentan,  así como la falta de alumbrado público.

En la comunidad de Cabecera de Indígenas  Segundo Cuartel,  se  encuentra  una de las obras más criticadas por la población,  misma que tuvo  una inversión de 599 mil  881  pesos  donde se realizó la pavimentación del camino con dirección a la carretera principal,  la cual  cuenta con una especie de cuneta que  daría  fluidez al   agua en época de lluvias, sin embargo  no previnieron que la cuneta está muy prolongada y no permite  el paso a ningún vehículo al contar con esta zanja de más de 50 centímetros de  hondo por  casi 60 de ancho y  que pese a la inconformidad de los lugareños  por que se reparen dichas  obras,  que solo sirven como puntos de referencia.