TECAMAC, Edoméx, 15 de diciembre del 2016.- El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) México Oriente, lanza un exhorto a la población en general a la prudencia en la ingestión de alimentos, en las fiestas navideñas y año nuevo, para evitar malestares estomacales, aumento de peso y detonación de enfermedades crónicas.

La dependencia aconseja probar de todo, pero sin llegar al exceso; sin embargo, es necesario que las personas diabéticas e hipertensas mantengan las restricciones recomendadas por el médico para evitar alguna descompensación mayor que amerite servicio médico de urgencia.

Explicó que el organismo requiere de grasa y aceites aproximadamente de cinco a ocho cucharaditas por día, para ello se recomienda preferir los aceites de maíz, oliva, soya y girasol, incluso margarina que tenga menos de dos gramos de grasas saturadas por porción; en cambio se pide no excederse en nueces, semillas, aguacate y aceitunas y de plano, evitar las grasas saturadas, la mantequilla, manteca y tocino.

En estas fechas de desayunos, comidas y cenas de convivencia, además de las reuniones familiares y las posadas, las enfermedades del tipo gastrointestinales tienden a crecer, por lo que el especialista recomendó evitar la ingesta excesiva de grasas y de bebidas alcohólicas, sobre todo en los diabéticos e hipertensos.

Las enfermedades tales como la gastritis, colitis, amibiasis, úlceras, agruras y pancreatitis, son sólo algunas de las enfermedades que se incrementan en estas fechas, ya que las personas tienden a comer en exceso y mezclado con el alcohol, podría provocar hasta la muerte.