CIUDAD DE MÉXICO, 20 de noviembre de 2016.- El presupuesto del sector salud en México está suspendido de siete enfermedades crónicas: diabetes, hipertensión, afecciones cardiovasculares, cáncer de mama, de próstata y cervicouterino, además de insuficiencia renal crónica, entre ellas las que ocasionan el sobrepeso y obesidad.

Instituciones como el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Pemex y los sistemas de salud de las entidades federativas destinaron entre dos y ocho pesos de su presupuesto médico para el control y tratamiento de esas enfermedades. En total fueron 91 mil 755 millones 81 mil 306 pesos destinados en 2016 al control y tratamiento de padecimientos crónicos derivados de esas siete enfermedades, de acuerdo con datos proporcionados a El Universal por esos sistemas.

El gasto de este rubro para el gobierno mexicano equivale a destinar hasta ocho pesos de cada 10 que se destinan al área médica para mitigar las afectaciones de estos males.

Información proporcionada por la Secretaría de Salud detalla que en 2015 una de cada dos muertes ocurrieron a causa de diabetes, enfermedades cardiovasculares y neoplásicas.

LEER MÁS: El Universal