CUAUTITLÁN IZCALLI, Edomex., 04 de enero de 2019.- El pasado primero de enero un menor de edad murió a consecuencia de las heridas que le provocó una bala perdida, hechos registrados en la colonia Ejidal San Isidro.Los padres del niño de 5 años de edad, decidieron donar todos sus órganos, los que beneficiarán y darán vida a otras personas, publicó El Universal.

Asimismo, el padre pidió a que se tome conciencia sobre este tipo de acciones, ya que se puede llegar a lesionar a cualquier persona y destruir a una familia.

La madrugada del primer de enero la familia estaba en el patio de su vivienda en los festejos del año nuevo; el menor dormía en una silla cuando se escuchó un ruido y de inmediato empezó a sangrar de la cabeza.
Sus familiares trasladaron al menor al hospital del IMSS de La Quebrada y después a Lomas Verdes, de donde lo canalizaron al Centro Médico Siglo XXI. El menor murió debido a las lesiones que sufrió.