Efectos en la economía mexicana con la victoria de Donald Trump

TOLUCA, Edoméx., 15 de noviembre del 2016.- La inesperada victoria de Donald Trump en los comicios electorales de Estados Unidos, marca un hito importante en la economía mundial, pues de cumplir la mayoría de sus propuestas de campaña, si bien será en un inicio desalentador para la economía mundial, permitirá que las economías en desarrollo puedan ser un poco más independientes y evitar tanto fanatismo ‘gringo’ que ha alienado a la mayoría de latinoamericanos durante muchas décadas con el ‘sueño americano’ basado en el consumismo, la inmigración y tantas situaciones acontecidas con el país del norte. Sin embargo, más allá de un análisis sociológico y psicológico, que se irá evidenciando durante los próximos años, ocurrirán antes efectos particulares en la economía mexicana y de los demás países latinoamericanos.

Efectos

Sin duda, el efecto más notorio es en el tipo de cambio, la volatilidad durante esta semana y en general durante toda la campaña electoral seguía con fidelidad las variantes expectativas del posible ganador de las elecciones estadounidenses. Así, el fin de semana previo, el dólar promedio estaba en 19 pesos; el lunes 7, un día antes de las elecciones, el dólar se cotizaba en 18.6 pesos; el día 8, la cotización iniciaba  a los 18.3 pesos; sin embargo con muchos altibajos por los primeros resultados de las elecciones, llegó a superar los 20 pesos; al día siguiente el 9, con todo el ‘metabolismo’ latinoamericano tras los resultados, el dólar cerró en 19.9 pesos.

Se espera que la volatilidad cambiaria continúe, obligando a la intervención del Banco de México a elevar sus tasas para evitar la depreciación de la moneda mexicana, lo cual se está tomando con cautela y prudencia, pues aún no hay una razón objetiva de tomar acción, es decir aún Trump no ha ejecutado alguna de sus propuestas.

Otro efecto es que el balance comercial, diferencia entre las exportaciones e importaciones, podría ser vulnerable a una disminución de los flujos en la materia de la economía internacional entre ambos países y podría ya comenzar la disminución de las exportaciones mexicanas.

De esta manera, la producción nacional (PIB) podría decaer en su crecimiento en el largo plazo. También el consumo nacional, si se suben las tasas, disminuiría. Sin embargo, si en materia fiscal se da promoción al consumo interno, podría darse un impacto muy positivo y de independencia en la economía nacional.

Oportunidades

Siempre ante alguna crisis o la tensión de una aparente crisis, si bien implica cambios fuertes en la economía mundial, hay que observarlos con atención, pues siempre surgen de ella oportunidades, incluso a nivel de la evolución de los pueblos, es como un éxodo, de salir de un estado de confort a uno que implique más trabajo pero que nos permita crecer.

En la psicología llaman resiliencia a la capacidad de superar los obstáculos y trascenderse a uno mismo, como la reacción de un resorte. De igual manera, México representa una raza de cambio, de alta capacidad de transformación, es la independencia, la revolución, ese símbolo del águila devorando a la serpiente, usando la energía de un ser que se arrastra, para elevarse a lo más alto de los cielos, un acto transformador en la trascendencia. En este contexto, la violencia, no es la forma, sino la visión entre los mexicanos como hermanos, de unidad nacional, comprar lo que producimos, preferir la producción nacional, que es más barata y que además permitirá un orden económico que le permita resurgir como país, ante esta oportunidad de la economía mundial.