TOLUCA, Edoméx, 28 de diciembre del 2016.- Mucho tendrá qué hacer el titular de la Secretaría de Cultura y Deporte estatal, Eduardo Gasca Pliego, para el año entrante, porque deberá sacar la casta y su talento para armar un excelso programa con lo mejor del arte de la entidad, porque el Estado de México será el invitado especial del Festival Internacional Cervantino (FIC) 2017, en el que compartirá créditos con Francia, como país invitado, bajo el eje temático “Revoluciones”.

Será gran reto para el médico veterinario zootecnista por parte de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), porque no la tiene fácil, toda vez que es el último año de gestión del mandatario Eruviel Ávila Villegas, que si bien ya no le tocará estar al frente de la entidad para el mes de octubre, cuando se lleve a cabo el festival cultural más importante del país, sí le toca avalar y firmar las múltiples peticiones que le haga el doctor en Ciencias, además de que le tocará desempeñar un papel primordial durante el proceso electoral que se avecina, porque sin una buena dirección en la cultura, como en el deporte estatal, la comunidad artística y la deportiva le restarán votos al partido en el poder estatal.

La clase media ilustrada mexiquense no está nada contenta con lo realizado hasta ahora por el otrora secretario de Desarrollo Agropecuario en la administración de Eruviel Ávila Villegas (antes de llegar a la Cultura y el Deporte despachaba en la Sedagro por órdenes del ecatepense), porque sienten que no tiene el perfil idóneo para estar al frente de esa dependencia y su papel ha sido más el de un administrador que el de un promotor real de las bellas artes.

Además, deportistas como entes creativos, entre  otros grandes representantes de la cultura,  han dicho que fue un error desde el principio juntar dos cosas que nada tienen que ver, la cultura y el deporte, sobre todo porque deben trabajar con un presupuesto ínfimo para ambas áreas y que fue un error de la administración del abogado Ávila Villegas hacer una Secretaría con dos cosas unidas, forzadas que parecen agua y aceite.

En algunas entrevistas realizadas a finales de este 2016, Gasca Pliego ha dicho que el Estado de México sí tiene con qué lucirse ante los parisinos en el Cervantino, expresó que hay mucha artesanía de grandes maestros de Metepec; que hay una Orquesta Sinfónica (OSEM) a la altura de cualquiera en el mundo; que hay arte plástico de gran envergadura (Luis Nishizawa, José María Velasco,  Leopoldo Flores y el Cosmovitral, entre otros); grandes expresiones musicales (Puerquerama, Sonido San Francisco y de Neza, Las Víctimas del Doctor Cerebro) y gastronomía como para sacar adelante el compromiso en el Cervantino.

Bien sabemos que al presidente de la República, Enrique Peña Nieto, le interesa sacar adelante a su entidad en este encuentro masivo artístico, para que luzca, porque de esa forma tendría motivos para alardear de su proyecto de nación en términos culturales y para asegurar más votos para su partido en la contienda del 2018.