ECATEPEC, Edoméx., 19 de diciembre del 2016.- «Aún no me echen el carro» faltan varios meses para que me vaya y faltan muchas cosas que hacer, reconoció el gobernador Eruviel Ávila Villegas, al reunirse por última vez en Navidad con reporteros del Valle de México y Toluca.

Luego de saludar a cada uno de los comunicadores que asistieron a esta reunión anual, Eruviel se sentó con un grupo de periodistas, para comer.

Dirigió unas palabras como despedida de su gobierno, ya que en septiembre de 2017, tendrá que entregar la estafeta a su sucesor.

«Les tengo un gran respeto, un gran aprecio, y esto no limita su libertad de expresión, ni su línea editorial», resumió.

Eruviel Ávila Villegas reconoció sentirse melancólico porque pronto se terminará su administración.

«Me voy a poner celos ya que en febrero y marzo ya no van a pelar al gobernador» dijo que será el tiempo de las o los candidatos, así como sus partidos políticos.

Pero aseguró que es la ley de la vida «Y lo entiendo muy bien».

Reconoció sentirse melancólico, tener sentimientos encontrados, pero aún hay desafíos y retos.

«Me entra la melancolía, pero también la alegría» dijo después de tomarse la última foto con un grupo de reporteros que asistieron a esta última reunión con Eruviel Ávila Villegas.

Eruviel escogió el municipio de Ecatepec para realizar esta última comida navideña con los representantes de los medios de comunicación, ya que es su lugar de origen.