Toluca, Méx.- 22 de abril 2020.- Comerciantes del Valle de Toluca, realizaron un mitin en la zona terminal de Autobuses, de la cual los desalojaron granaderos y policías municipales, por órdenes del alcalde, Juan Rodolfo Sánchez Gómez, debido a la contingencia, por lo que piden al edil los apoye mediante un programa alimenticio para las familias vulnerables.
Los comerciantes siguen saliendo a intentar vender en calles escasamente transitadas, a casi dos meses de que el primer caso de Covid 19 se detectó en México y luego de las medidas de distanciamiento social establecidas para prevenir contagios, vendedores informales advierten que la situación los ha afectado a tal grado de no tener que llevar que comer a sus hogares.
La líder de los comerciantes, Angélica Gasca Dávila, señala que la caída en las ventas oscila entre un 90% lo que ha ocasionado que cientos de familias que se dedican al comercio informal se encuentren desesperadas y sigan saliendo a las calles con las medidas necesarias a vender sus mercancías y este sector no pueda quedarse en casa a pasar la cuarentena ya que si no salen, no comen.
“Hacemos un llamado al gobierno federal, estatal y municipal para que implemente un plan nacional de salud alimentaria para todos los mexicanos en situación de vulnerabilidad o aquellos que se quedaron sin empleo y sin un sueldo, así como los comerciante que también dependen de dicha actividad para sobrevivir, si los gobiernos no atienden las necesidades del pueblo mexicano en las próximas comisiones políticas y de elección recordaremos como nos han tratado estos gobiernos” indicó la líder social.
“La gente está desesperada, pues además del problema del coronavirus, desde que Juan Rodolfo Sánchez Gómez obtuvo el cargo de presidente municipal de Toluca; hemos sido perseguidos como si fuéramos delincuentes, además ha utilizado la fuerza pública para agredirnos, encarcelarnos y arrebatarnos nuestras mercancías”.
Tenemos necesidades o morimos por el coronavirus o morimos de hambre, son decisiones muy fuertes”, señaló un vendedor de frituras al pedir apoyo alimentario, dijo la comerciante antorchista.
Cabe mencionar que como ellos, existen cientos de familias comerciantes en Toluca que están pasándola muy mal y no les queda de otra más que arriesgarse y salir a trabajar con guantes, cubrebocas, gel antibacterial, y agua con cloro para limpiar las áreas donde colocan su mercancía.