Elementos de la policía estatal de tránsito detienen a un civil a bordo de su vehículo para pedirle dinero o la conocida «mordida», después de recibir dinero por parte del conductor los elementos de tránsito lo deja retirarse.