ECATEPEC, Edoméx., 09 de octubre del 2016.- De gira por el municipio de Ecatepec, el gobernador del estado de Puebla Rafael Moreno Valle, se reunió con la militancia del Partido Acción Nacional (PAN), con quienes   dialogó sobre los temas prioritarios de la fracción política y las coyunturas que afronta el país en diferentes ámbitos del desarrollo.

Ante la militancia de su partido, Moreno Valle señaló que entro a la política, porque es la actividad que asegura «puede transformar para bien la vida de la gente, y los hice en Puebla», afirmó, por lo que los militantes señalaron que: «hace falta un poblano como el para gobernar a México»

El gobernador poblano, puso como ejemplo la historia de su familia, que vio en la oportunidad de estudiar el cambio de vida, por ello fue el estudio y la preparación lo que los llevó a una vida diferentes,  «y eso quiero para todos los mexicanos», afirmó.

Rafael Moreno Valle, agradeció la calidez y efusividad con que fue recibido por la militancia pianista de Ecatepec, dejando en claro que está dispuesto a seguir trabajando y cumplir con los objetivos del partido.

«¡Qué grata bienvenida!, les agradezco mucho a los panistas del Estado de México que hablemos de Acción Nacional y México», expresó el mandatario poblano, quien dedicó tiempo durante la visita para el diálogo con jóvenes de la Secretaría Estatal de Acción Juvenil 2014-2016 del PAN en la entidad, destacando en todo momento el compromiso y la voluntad de las nuevas generaciones para crear condiciones de cambio y transformación.

«Me da mucho gusto ver a panistas jóvenes tan comprometidos con el futuro de México», por lo que les hizo un llamado para continuar su preparación, para luchar por sus ideales y redoblar el trabajo en el partido Acción Nacional, el que afirmó tiene un futuro para los jóvenes en el país.

En gira por San Luis Potosí, Moreno Valle convocó a todos aquellos candidatos que aspiran a ser presidenciales por parte del PAN a que cumplan con sus proyectos a largo plazo, para después decir que el proceso no debe convertirse en una lucha interna que divida al partido.