TEXCOCO, Edoméx., 20 de octubre del 2016.- Dos mil 25 hectáreas han sido liberadas de flora y fauna dentro del polígono en donde se está construyendo el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), estableció el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), al dar a conocer los diversos avances en materia de cumplimiento de las condicionantes de mitigación de impacto ambiental relacionadas con el proyecto.

En la reunión del equipo de trabajo instalado por acuerdo del Comité de Vigilancia Ambiental, se informó del avance de acciones en las condicionantes sobre restauración ecológica, rescate de flora y fauna, monitoreo y conservación de aves y gestión integral de residuos (4, 7, 8 y 12, respectivamente).

Indicando que se han plantado 169,590 árboles, de una meta establecida de 240,000, lo que representan el 64 % de avance; se han habilitado cinco secciones de riego en una superficie de 50.45, para que cada individuo plantado reciba riego por goteo, con una supervivencia del 97 por ciento.

Logrando con ello que en materia de flora y fauna se hayan liberado 2,025 hectáreas que corresponden al 46% de la superficie total del polígono: se han rescatado 27,804 individuos de flora de 7 especies; se instaló un vivero de 5,000 m2 para el resguardo y mantenimiento de las plantas rescatadas y reproducción vegetativa de 200,000 individuos de Tamarix chinensis. En estos trabajos participan brigadas ecologistas con un total de 1,000 personas de las zonas circunvecinas al Proyecto.

Por lo que se refiere a la fauna, se han rescatado 545 individuos de 23 especies; realizando la liberación al sur de la carretera Peñón–Texcoco. Las especies con mayor densidad de rescate son: Liebre de cola blanca (Lepus californicus) con 91 individuos, Conejo castellano (Sylvilagus floridanus) con 81, Culebra toluquense (Conopsis lineata) con 61, Cincuate (Pituophis deppei) con 45 individuos, Lagarto alicante (Barisia imbricata) con 36; adicionalmente se han rescatado 231 individuos de otras 18 especies.

A su vez se realiza el monitoreo y conservación de aves con muestreos en 11 cuerpos de agua en el Valle de México; se han registrado 183 especies (88 acuáticas y 95 terrestres) y se monitorean las rutas mediante 68 collares y 9 trasmisores satelitales colocados a individuos de 4 especies.

Se realiza la gestión integral de residuos, con el manejo óptimo de 600 toneladas de desechos debidamente tratados: 560,700 kg de residuos de manejo especial; 14,254 Kg de residuos peligrosos y 12,700 Kg de residuos sólidos.

Todas estas acciones se sistematizan por medio del Sistema de Cumplimiento de las Condicionantes Ambientales (SIGCA), para tener un registro en tiempo real de los avances y generar reportes diarios que permitan la toma de decisiones. Éste está a cargo de la Entidad de Supervisión Ambiental, del Instituto Politécnico Nacional (IPN), instancia que coordina a las diferentes empresas responsables de cada programa.

Este mecanismo permite dar seguimiento a las acciones encaminadas a atender las condicionantes y medidas de mitigación de riesgos ambientales, derivadas del Resolutivo de la Manifestación de Impacto Ambiental–Regional (MIA-R), emitido por la SEMARNAT.

En el grupo de trabajo participan especialistas en medio ambiente y sustentabilidad de la sociedad civil, los cinco presidentes municipales de las alcaldías aledañas al NAICM, las Secretarias de Medio Ambiente Federal, Estatal y de la Ciudad de México, la Coordinación para la Sustentabilidad del IPN, el Colegio de Biólogos, la CONAGUA y las Universidades Autónomas del Estado de México y de Chapingo, la CONAGUA, la CONAFOR y el GACM.