SAN VICENTE CHICOLOAPAN, Edoméx., 25 de noviembre del 2016.-  Vecinos de la cabecera municipal, se oponen a que las aguas negras de la colonias de los ejidos de Santa María Chimalhuacán- en donde hay más de 40 mil casas-, bajen sobre las calles del pueblo de Chicoloapan para que sean incorporadas al Río Coatepec, ya que constantemente hay desbordamientos por taponamientos en los drenajes locales.

El proyecto de ese tipo de descarga fue aprobado por las autoridades ejidales de Chicoloapan con el gobierno antorchista de Chimalhuacán, el pasado 10 de octubre, sin contar con la aprobación de la población que en caso de un desbordamiento resultaría afectada.

Amada del Carmen López Terán, coordinadora del Grupo Chicoloapan y Samuel Ríos, representante de la Coordinación Democrática de Integración Social (Cdis) informaron que los ejidatarios autorizaron en asamblea, que el gobierno de Chimalhuacán y su Organismo Descentralizado de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (ODAPAS) pueda usar el camino ejidal la Campana como servidumbre legal para el desagüe de las colonias de Santa María Chimalhuacán.

Para que las aguas negras de esas colonias lleguen al Río Coatepec se tiene que introducir tubos de un metro de ancho y meterlos a través de dos kilómetros de longitud.

Sin embargo, dijeron que las autoridades ejidales y municipales de Chicoloapan no han considerado que antes de este proyecto, se han registrado desbordamientos de aguas negras sobre colonias que se encuentra el río, problema que aumentaría con una suma de más de 40 mil descargas domiciliarias que aumentaría el caudal del río.

Amada del Carmen López señaló que evidentemente hay colonias como Santa Rosa, Presidentes, así como los fraccionamientos Hacienda de Costitlán, Auris I y II; además de barrios como Tlatel.

Samuel Ríos dijo que se han formado brigadas informativas para dar a conocer a las familias que habitan estás comunidades los riesgos que existen con un proyecto de descarga de más de 40 mil casas al mismo tiempo sobre el Río Coatepec.

Dijo que a cambio de que el ejido y el alcalde de Chicoloapan, José Medardo Arreguin, aceptaron del gobierno antorchista de Chimalhuacán, unos cuantos paneles solares para las albercas ejidales, el cambio de láminas, así como herrería en el auditorio ejidal, cuando el riesgo de ese paso de aguas negras sobre las calles de Chicoloapan, es mayor.