TOLUCA, Edomex., 18 de agosto de 2019.- Los exámenes de Control de Confianza aplicables a los elementos policiacos que sirven para dar validez sobre los encargados de la seguridad, se han convertido en un embudo que no permite avanzar con su cumplimiento, así lo calificó el presidente municipal de Toluca, Juan Rodolfo Sánchez Gómez.

Esto, debido a dos razones, en primer lugar, dijo, es una prueba subjetiva ya que se han dado casos de gente apta que no pasa las pruebas y al revés, “ observamos que las pruebas de control de confianza no son infalibles”; el segundo punto es el alto costo del examen que es de alrededor de 13 mil pesos, lo que dificulta su cumplimiento. 

A pesar de ya haber un porcentaje avanzado de policías que lo han aplicado, misma que cerca de 30 elementos no la han aprobado, el alcalde resaltó que el proceso va a cuenta gotas, “es lento, cuesta dinero… no percibimos sea una prueba fehaciente, hemos visto inconsistencias importantes”, añadió. 

Por ello, señaló que las autoridades competentes deben tomar cartas en el asunto para fortalecer la prueba, que señaló se puso de moda pero no se percibe sea una prueba científica a plenitud.