TOLUCA, Edoméx. 14 de diciembre del 2016.- Antes de la aparición de los artefactos de fuego, el mundo era dominado por caballeros que blandían armas blancas; Europa tenía una larga tradición marcial que se ha ido perdiendo con el paso de los años. En Toluca existe una agrupación pionera en la investigación, estudio y práctica de las artes de combate desarrolladas durante la edad media.

Krigerskole es la primera escuela dedicada a la práctica de artes marciales históricas como esgrima, lucha cuerpo a cuerpo y defensa personal.  El análisis de fuentes documentales de la época, especialmente la escuela alemana permite a esta agrupación recrear movimientos básicos de lucha, ya sea con espada larga que mide entre 1.10 y 1.30 metros, espada de una mano que mide entre 60 centímetros y un metro de largo o en lucha cuerpo a cuerpo.

El instructor y fundador de Krigerskole, Arturo Camargo, siente auténtica pasión por la historia, sostiene que desde una perspectiva histórica, deportes olímpicos como la esgrima o la lucha han perdido cierto valor, pero son actividades que responden a diferentes contextos y hay que entenderlas de esa manera. Si se quiere comparar la esgrima actual con la del siglo XV, no tienen nada que ver, señaló.

Los puntos importantes de estas actividades históricas, agregó, es la psicología y la estrategia que se desarrolla, pues al enfrentarte a alguien que intenta hacerte daño, se debe pensar en cada uno de los movimientos que se pueden llevar a cabo, tanto para el ataque, como para la defensa.

En relación a la defensa personal, Arturo Camargo dijo que la parte más difícil es controlarte a ti mismo y es necesario tener un control sobre la técnica y el estado mental, para esto la repetición de situaciones al límite permite dominarlas.

El próximo 4 de febrero, krigerskole será anfitrión en el encuentro internacional de esgrima a celebrarse en la ciudad de Toluca, en las instalaciones de la Universidad Tec Milenio.