METEPEC, Edomex., 29 de septiembre de 2016.-  Cuando vecinos y paramédicos observaron la escena del crimen, no daban crédito, dos mujeres sin vida estaban tendidas al interior de la exclusiva vivienda ubicada en el fraccionamiento Los Pinos de la colonia San Salvador Tizatlali.

Madre e hija fueron atacadas con arma punzocortante, minutos antes  del hallazgo realizado por vecinos del mismo fraccionamiento, se habrían escuchado gritos, golpes y un intenso movimiento por parte del presunto agresor que salió de la casa con una niña en brazos, su hija.

El llamado a los cuerpos de emergencia que operan en el municipio donde vive un gran número de políticos que hoy gobiernan la entidad mexiquense y país, se registró alrededor de las 20:00 horas “recibimos la llamada de auxilio por parte de vecinos, fue alrededor de las 20:05 horas” del pasado miércoles, precisó un socorrista de la Cruz Roja de Metepec.

Fue así como en pocos minutos arribaron al domicilio ubicado sobre la avenida López Mateos del municipio de Metepec (contiguo a Toluca),  elementos de la Dirección de Seguridad Pública municipal, Comisión Estatal de Seguridad Ciudadana y socorristas de los Servicios de Urgencias del Estado de México, éstos últimos intentaron reanimar a las víctimas, su esfuerzo no fue exitoso.

De acuerdo a los reportes, las inquilinas del inmueble ya no contaban con signos vitales, no así un masculino que registraba diversas heridas, por lo que se le prestó asistencia  de forma inmediata.

Sobreviviente del ataque quien precisó a la policía e investigadores de la Procuraduría, la media filiación del agresor, se trataba de la pareja de una de las víctimas.

Testimonio que en esos momentos, presumiblemente, fueron sumamente valiosos, ya que también se habría precisado la unidad en la que escapó, con la menor de tan sólo once meses de edad,  el atacante era su padre.

Con dichos datos, elementos de las corporaciones de seguridad municipal y estatal, en coordinación  con el monitoreo del Centro de Control de Mando de Toluca C5, rastrearon el automóvil Chevy color azul en el que estaba escapando el presunto agresor.

Para las 21:20 horas se le seguía la huella por la carretera Toluca-México, la fuga aparentemente era para la Ciudad de México.

En esos momentos, ya se había solicitado la participación de todas las corporaciones de seguridad del valle de Toluca, el rastreo era intenso.

Bajo los  esquemas de coordinación entre entidades y municipios, se habría solicitado el apoyo de las autoridades de la Ciudad de México.

La búsqueda en la Zona metropolitana del Valle de Toluca era intensa, de forma simultánea al referido domicilio arriban paramédicos de los Servicios de Emergencia del Estado de México (SUEM), quienes ya nada pudieron hacer por salvarles la vida a las víctimas, ambas ya no presentaban signos vitales a consecuencia de las heridas por lo que fueron tapadas con una sabana.

Una hora y media después al sitio arribó personal de la Fiscalía Especializada en Homicidios y personal del Servicio Médico Forense, especialistas que tras recabar algunas evidencias en el lugar, procedieron al levantamiento y el traslado de los cuerpos a las instalaciones centrales de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México.

Ya para la madrugada de este jueves, se informó que el presunto responsable  de los asesinatos fue identificado con el  nombre de Fernando “N” “N” de 25 años, era el esposo de una de las víctimas y yerno de la otra.

La detención se habría registrado en las inmediaciones de la Delegación Cuajimalpa de la Ciudad de México, casi en la franja limítrofe con el territorio mexiquense (delante de La Marquesa).

Se informó que la menor de once meses fue rescatada sana y salva.

El sujeto fue detenido en el automóvil en dónde viajaba adelante de zona conocida como La Marquesa, con dirección al Distrito Federal, por lo que fue trasladado de inmediato a la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM), quedando a disposición  del agente del ministerio público.