TEXCOCO, Edoméx., 11 de octubre del 2016.- Tomar la justicia en las propias manos, no es correcto, porque la violencia genera más violencia, coincidieron en señalar en entrevistas por separado, empresarios del Valle de Toluca y el Valle de México, al cuestionarlos sobre los intentos de linchamiento que sucedieron el pasado fin de semana en la entidad.

Guillermo Vázquez Camarena, Presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (CANACINTRA), en el Estado de México, señaló que es muy peligroso que la gente intente tomar la justicia en sus manos, porque suele haber equivocaciones o excesos que los llevan involucrarse en un delito, o aun peor a exponer su integridad y hasta su vida.

“No, yo creo que es muy peligroso”, dijo señalando que; hay una propuesta de que los ciudadanos porten armas en sus coches. “Yo creo que ese no es el camino, más violencia va a generar más violencia, de por si la situación esta complicada, yo creo que no es lo correcto”.

Consideró que el camino es empujar a las autoridades para hacer justicia y no tenemos que tomar la justicia en propias manos, en ello es importante la propuesta anticorrupción que propone el gobernador.

Por su parte, Laura Delia Esparza Hernández, presidenta de la Asociación Mexicana de Mujeres Jefas de Empresas. A.C. (AMMJE), señaló que la seguridad es una parte demasiado complicada, yo represento a las mujeres empresarias de siete municipios y la semana antepasada la inseguridad en el municipio de Chiconcuac fue terrible, esto les ha impactado en su economía y ha generado un conflicto local.

Lamentó que la falta de respuestas de las autoridades, así como la corrupción hacen que la gente no tenga confianza y obligue a la ciudadanía a tomar la justicia en sus manos, como en varias ocasiones ha sucedido en Chiconcuac y municipios vecinos.

La empresaria indico que ya se ha visto en municipios como Ecatepec, en donde la gente se ha visto obligada a actuar contra los delincuentes, que la violencia ha llevado a más violencia, por lo que urgió a las autoridades a tomar mediad drásticas para recobrar la confianza de la gente, lo que solo se puede lograr acabando con la delincuencia, pero también esta se acabará cundo el gobierno genera las condiciones necesarias para ofrecer empleos mejor remunerados.