·         La SEP como prostituta pobre y con proxenetas
·         Diagnóstico, La Maestra y la siguiente reforma
·         El regreso apresurado de varios gobernadores

El equipo de Esteban Moctezuma no sale de su asombro.

Se encontraron, aseguran, una Secretaría de Educación Pública (SEP) sin autonomías ni capacidades para dirigir la enseñanza elemental del país.

Su juicio es severo:

-Es como una prostituta padroteada por otros –me dijo un alto funcionario.

Ahora vayamos a su diagnóstico:

En materia presupuestaria, dependía –o depende, pues las cosas tardarán en cambiar- de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Pero políticamente obedecía –no depende porque no hay evidencias todavía- a las gestiones, intereses y manipulaciones de la Secretaría de Gobernación (Segob).

Y para hacerse de los recursos comprometidos, el secretario de Educación Pública debía acudir a pedir favores y a hacer trámites, como si escuelas y alumnos no fueran prioridad nacional.

Simultáneamente, los maestros más radicales acudían a presionar a Gobernación y ahí se adquirían obligaciones sin considerar las partidas disponibles en Educación Pública.


Y LA MAESTRA POR SUS FUEROS
-¿Entonces además de prostituta, la SEP era una prostituta pobre… -interrumpo

-Efectivamente…

Y la memoria remonta a inicios del sexenio, cuando la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) se movilizó contra la reforma educativa.

En Gobernación se establecieron mesas de trabajo entre ambas partes y, bajo la conducción del subsecretario de Gobierno, Luis Miranda, se hicieron arreglos oscuros.

Nadie reparó en una traición a las instituciones:

Al negociar sólo con la CNTE, se dio personalidad de facto a un agrupamiento sin personalidad jurídica para adquirir compromisos contractuales, amén de rebelde y violento.

Es decir, se marginó al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y de esa manera su dirigente Juan Díaz de la Torre se convirtió en espectador pasivo.

Poco faltó para quitarle la representación gremial en las negociaciones salariales, mientras desde prisión La Maestra Elba Esther Gordillo sonreía burlona por tanto desatino.

En un hecho sí se tuvo cuidado: las revisiones contractuales y los aumentos de salarios sí eran como debían, entre el SNTE y la SEP al margen del titular de ésta: Emilio Chuayffet, Aurelio Nuño u Otto Granados.

Ese es el diagnóstico del nuevo gobierno, a ver cuál es la solución con La Maestra otra vez por sus fueros.


DONDE MANDA CAPITÁN, NO…
1.- El miércoles dábamos cuenta de la gira de gobernadores en promoción turística y cómo, a pesar de ello, Andrés Manuel López Obrador los citó para el jueves a la reunión sobre seguridad.

Regresaron, varios de ellos como el sinaloense Quirino Ordaz, el guerrerense Héctor Astudillo y el quintanarroense Carlos Joaquín.

El tabasqueño tendió la mano con una frase de agradecimiento a todos por el apoyo al combate a la corrupción y a la impunidad.

Y 2.- a propósito, el sinaloense Quirino Ordaz tuvo tiempo para comprometer en Madrid inversiones de 400 millones de dólares de la empresa hotelera española RIU.

Construirá 300 nuevas habitaciones en Mazatlán, un municipio transformado en este sexenio en su centro histórico, malecón, un acuario y un parque central.

Ordaz destacó el incremento en la seguridad pública.