TOLUCA, Edoméx., 1 de diciembre de 2016.- Una comisión al más alto nivel en el Congreso local se conformó para dar seguimiento al caso de Iris Mabel, periodista que la tarde de ayer fue agredida por elementos de la Comisión Estatal de Seguridad (CES) y de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM), cuando realizaba su trabajo al dar cobertura de un desalojo en la colonia Loma Larga del municipio de Atizapán.

Durante la sesión del pleno de la Legislatura que se verificó hace unos momentos, los coordinadores de los nueve grupos parlamentarios que conforman la Junta de Coordinación Política, determinaron integrar la Comisión Especial que dará seguimiento a las acciones que realice tanto la CES como la PGJEM.

El punto se añadió de último momento a la orden del día de la sesión del pleno, luego de que periodistas mexiquenses se manifestaron en diferentes puntos de la entidad, para exigir públicamente una investigación transparente y eficaz que permita sancionar (si fuera el caso) a los funcionarios públicos y elementos policiacos que habrían cometido el abuso contra la periodista del periódico Reforma.

“Quien atenta contra el ejercicio de la libertad de expresión, también lo hace contra la sociedad mexiquense y contra sus principios fundamentales. Manifestamos nuestro repudio contra cualquier acto de violencia cometido contra cualquier mexiquense y nos pronunciamos a favor de que existan protocolos transparentes y eficaces en el desempeño de las corporaciones policíacas en el Estado de México que permitan la vigilancia y procuración de los derechos y obligaciones de los ciudadanos y de los elementos policiacos en nuestra entidad”, precisó parte del posicionamiento de la

Legislatura a través del cual se informó la determinación que se tomó respecto al caso de la agresión contra Iris Mabel registrado el pasado 30 de noviembre en Atizapán.

Los legisladores mexiquenses subrayaron que condenan cualquier acto que atente contra los derechos humanos y la libertad de expresión.

El texto compartido desde la más alta tribuna del Congreso local, precisa que de acuerdo a los reportes de las autoridades competentes, hasta el momento los funcionarios Gerardo Ángel Enríquez y Gabriel Navarro Laguna, fiscal de la procuraduría en Tlalnepantla y encargado de la policía del mismo municipio, respectivamente, solicitaron la separación del cargo en tanto se realizan las investigaciones para deslindar responsabilidades.

Se aclaró que dichos funcionarios, en tanto estén separados de sus funciones,  no tendrán goce de sueldo y serán sujetos a investigaciones internas por las áreas de Honor y Justicia.

Por último, la Legislatura se pronunció a favor de que a la brevedad se esclarezcan los hechos.