TOLUCA, Edomex, 7 de febrero de 2020.- Uno de los principales retos que tiene por afrontar los empresarios gasolineros en el Estado de México, es el tema logístico, ya que desde el cierre de ductos el año pasado éste se ha visto complejo, por lo que llamaron a las autoridades federales a reconsiderarlo o a abrir otra terminal de distribución, lo cual incluso abonaría a mejorar los precios al consumidor.

Jorge Luis Pedraza Navarrete, presidente de la Asociación de Distribuidores de Gasolinas y Lubricantes (Adigal), recordó que actualmente traen el combustible desde otras entidades y los traslados se traducen en el precio del combustible, “tener los centros de distribución cercanos a centros de consumo, disminuiría entre 45-50 centavos el precio”, dijo.

A pesar de reconocer los esfuerzos de Pemex por incrementar el número de patines de descarga en la terminal de Toluca, lo cual agilizó los tiempos, dijo es insuficiente para las más de mil 100 estaciones qué hay en la región. Añadió que seria sería que la nueva terminal se instale en Ixtlahuaca o Almoloya de Juárez.

Al dar a conocer las actividades de celebración por los 25 años de la asociación que emprenderán de marzo a septiembre, ejemplificó que el traslado del combustible vía ducto tiene un costo de un centavo, vía férrea de 10 centavos, mientras que por trailer, que es la utilizada actualmente, es de 1 peso.