CIUDAD DE MÉXICO, 13 de marzo de 2019.- Andrés Manuel López Obrador presidente de México, aseguró que en la elección de Yasmín Esquivel Mossa como ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), no existió ningún favoritismo, ni mucho menos un conflicto de intereses.

En conferencia de prensa matutina, López Obrador afirmó que se siente a gusto con la decisión del Senado de la República de designar a Esquivel Mossa como nueva ministra de la SCJN, ya que es una mujer preparada en temas del poder judicial.

Agregó que la nueva ministra fue electa de manera democrática de los senadores y descartó que haya tenido algo que ver en la decisión, ya que él solo envía la terna y espera los resultados.

“Todavía hay la idea de que el poder de los poderes es el ejecutivo, ya no hay línea… a nadie le digo que es mi preferido ni les doy palancas eso ya se terminó son los senadores los que resuelven el caso de los nombramientos”, sentenció el presidente ante los cuestionamientos de un posible conflicto de interés, ya que la nueva ministra es esposa de José María Riobóo, quien lo asesora entre otros temas, con la construcción del nuevo aeropuerto en Santa Lucía.

El jefe del Ejecutivo también destacó que el empresario Riobóo no cuenta con ningún cargo en su administración, pero declaró que ha sido de gran apoyo en las obras que realizará durante su gobierno, tal y como lo asistió cuando fue Jefe de Gobierno en la construcción del segundo piso. “No tiene ningún cargo aquí, y sí me ha ayudado mucho Riobóo.

Es de los mejores estructuristas del país, fue quien hizo el proyecto para los segundos pisos”, puntualizó López Obrador.

Aquí sigue más de Quadratín México