TOLUCA, Edomex., 12 de febrero de 2019.- Los primeros años de vida son los más importantes, ya que los niños aprenden a conocer el mundo a través de los sentidos, adquieren hábitos permanentes de ahí la importancia de que en las guarderías conozcan los alimentos naturales que formen el sentido del gusto.

A partir del 2016 el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) implementó en sus guarderías un menú sano, variado y suficiente, libre de azúcares complementado con ácidos grasos esenciales y granos integrales. Así como la ingesta de agua natural y la inclusión de todos los grupos de alimentos en la cantidad adecuada para su edad cumpliendo los estándares de nutrición.

La licenciada Ana Lilia Moreno González Jefa del Departamento de Guarderías de la Delegación Estado de México Poniente que actualmente se tienen inscritos cuatro mil 808 niños en las tres guarderías de corte ordinario y 33 de tipo subrogada, en las cuales se difunden 40 menús con ricas recetas que además son sencillas, económicas y rápidas.

Se involucra a los padres de familia para que sean ellos quienes contribuyan a dar seguimiento en los hogares de la correcta y sana alimentación de sus hijos convencidos de que los hábitos perduran más cuando se comparten en el núcleo familiar.

Asimismo en cada guardería se maneja una charola muestra de los alimentos del desayuno, comida y merienda tanto para lactantes como maternales exponiendo el menú del día, es así como los papás pueden saber lo que comieron sus hijos y la cantidad que les fue proporcionada.

La licenciada Moreno González indicó que a través de un dietista en cada guardería, se tiene identificado los niños que son alérgicos a algún alimento sustituyendo por uno de les brinde el mismo valor nutrimental sin afectar su salud.

También tienen pleno conocimiento de aquellos que tienen bajo peso o bien alto peso, y son canalizados en caso de requerirlo con su médico familiar para que sea quien sugiera una dieta específica en el menor.

Concluyó que reforzar el cambio de hábitos alimenticios en el largo plazo requiere la participación activa de la familia por lo que es de suma importancia que se adquieran para tener una mejor calidad de vida.