TOLUCA, Edoméx, 9 de noviembre de 2016.- Ante representantes de poderes judiciales de 11 entidades de la República Mexicana, integrantes de la OEA – CICAD y la Embajada de Estados Unidos en México, el consejero de la Judicatura dio a conocer que el territorio mexiquense es el único del país en el que se cuenta con tratamiento residencial, donde los participantes permanecen en casas y centros especializados de rehabilitación, en los que reciben atención clínica integral.

 

El magistrado Salazar Hernández destacó que es necesario fortalecer los estímulos a los participantes con la finalidad de fortalecer la reinserción social, actividades que ya se han iniciado como la posibilidad de que los participantes asistan a funciones de cine o ingresen gratuitamente a centros recreativos del gobierno mexiquense.

 

Desde su inicio en 2014 en el Estado de México, 29 personas han participado en la suspensión condicional del proceso a prueba, de las cuales ocho se han graduado en los distritos judiciales de Toluca, Temascaltepec, El Oro, Ecatepec, Nezahualcóyotl y Chalco.

 

En la entidad, el Instituto Mexiquense contra las Adicciones, dependiente de la Secretaría de Salud; la Procuraduría General de Justicia del Estado de México, el Instituto de la Defensoría Pública, el Centro Estatal de Medidas Cautelares y la Dirección General de Prevención y Readaptación Social de la Comisión Estatal de Seguridad son las instancias operadoras del programa, a quienes el magistrado reconoció por su esfuerzo y sensibilidad para que el proyecto funcione.